Política

“Parlamento en desastre institucional”


Esteban Solís

El precandidato de Alianza por la República (APRE), José Antonio Alvarado, consideró un “desastre institucional” el papel desempeñado por la Asamblea Nacional, la cual por sexta ocasión pospuso ayer la elección de su Junta Directiva, apreciando en ello que privan intereses personales y partidaristas en las instancias del Estado.
Según Alvarado, la falta de institucionalidad y los procesos políticos se conviertan en “jugarretas, y parece tristemente que los principios no valen nada”.
Dijo que no puede seguirse así, por lo que propuso una constituyente que tenga como primer paso la reducción radical en la composición de los poderes del Estado, para hacerlos más eficientes y menos costosos económicamente.
Nada de
caprichos
“Reduzcamos el número de diputados de 92 a 50, y le damos esos recursos a Salud, reduzcamos también el número de magistrados del Poder Judicial, y transfiramos esos recursos a Educación”, dijo. Anotó que los recursos del Estado deben invertirse en el desarrollo del país y no en burocracia. “Hay que hacer una profunda reforma institucional, no solamente por eficiencia, sino por ética, valores y principios”, agregó.
El precandidato propuso que las bancadas sometan a votación a sus respectivos candidatos para integrar la Junta Directiva, y si no tienen los votos suficientes, que reconozcan su derrota. Dejó en claro que el FSLN no puede ser excluido en la directiva, pero “si los partidos no sandinistas, que son la mayoría, se ponen de acuerdo, que tomen decisiones sin excluir al FSLN”, demandó, aunque aclaró que la participación del FSLN no puede estar sujeta a sus caprichos.
Recordó que el único candidato que goza del aval de todas las bancadas para presidir el Parlamento es el Vicepresidente de APRE, diputado Eduardo Gómez.