Política

Superan crisis parlamentarias a medias


Lester Juarez

Las bancadas de la Asamblea Nacional habrían llegado finalmente al consenso de que el diputado Eduardo Gómez sea el candidato para presidir ese Poder del Estado. Gómez fue propuesto por Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) y el Frente Sandinista (FSLN), pero el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) se oponía por considerar que era propuesto por sus adversarios de ALN-PC.
Representantes de las bancadas Azul y Blanco y PLC, así como los dos diputados de Camino Cristiano (CCN), acogieron finalmente la propuesta de Gómez, argumentando la necesidad de salir de la crisis en el Legislativo.
Previamente, el PLC realizó ayer un peregrinaje infructuoso. Primero se entrevistó con el cardenal Miguel Obando y posteriormente lo habrían hecho con el nuncio apostólico Jean Paul Goebel, sin lograr imponer la candidatura de Miguel López, por lo que optaron por declinar en ese intento.
Según López, pretenden evitar una mayor crisis institucional que afecte la economía del país y confió que el próximo lunes se podría elegir la nueva Junta Directiva. Indicó que las negociaciones girarán en torno a los otros seis cargos, obstáculo que esperan superar este fin de semana.
Gómez acepta
Eduardo Gómez aceptó la candidatura. Dijo que dirigirá sus esfuerzos en aprobar un sinnúmero de leyes de carácter económicas y sociales, y de entrada dijo que rechazará cualquier solicitud de amnistía para Arnoldo Alemán.
La diputada María Eugenia Sequeiro, jefa de la bancada ALN-PC, había retado a López para que declinara a su candidatura y respaldara a Gómez y lo había acusado de boicotear las negociaciones.
“Gómez se ha acercado a recoger los votos de las amplias mayorías. Si depone su candidatura, no estaría en nuestras manos. Nosotros hemos depuesto candidaturas a lo interno de nuestra bancada, en aras de contribuir a la tranquilidad”, recordó.
Además, acusó a Miguel López de utilizar la elección de la Junta Directiva como un vehículo electoral que favoreciera al precandidato de Alianza por la República (APRE), José Antonio Alvarado, señalamiento al que López evitó pronunciarse.