Política

PLC y compañía van por “Plan B”


Edgard Barberena

Directivos de las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y Azul y Blanco, así como los dos diputados de Camino Cristiano (CCN) y uno de Alternativa Cristiana (AC) respaldaron ayer la nominación del diputado Miguel López, para presidir la Asamblea Nacional este año, luego que el liberal Enrique Quiñónez oficializara el retiro de su postulación.
El anuncio fue hecho por los jefes de esos grupos legislativos, después que el pasado lunes, la bancada Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) vetara la postulación de López, provocando el impasse en que se mantiene ese Poder del Estado y que podría ser superado hoy miércoles.
Con el respaldo de estas fracciones legislativas, López se asegura 45 votos. Hasta el mediodía de ayer le faltaban dos votos para alzarse con la titularidad del Parlamento.
Quiñónez aseguró que el PLC va a honrar el compromiso suscrito con sus colegas de la Azul y Blanco, CCN y AC, al tiempo que lamentó lo que denominó “el show” impulsado por el diputado sandinista Gerardo Miranda, quien oficializó el lunes su incorporación a la bancada del PLC, y luego dio marcha atrás regresando al redil del FSLN.
“FSLN se exhibe”
“Sólo Dios, (Daniel) Ortega, la Chayo (Rosario Murillo) y Lenín Cerna saben lo que pasó. Nosotros vamos a dejar en manos de Dios eso. Si era una misión de filtración, bueno, conocieron mi oficina, así como mi pensamiento y criterio sobre el FSLN”, comentó.
Aseguró que la jugada de Miranda exhibe al FSLN y la relacionó con una resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAN) “que la trajeron balazo, para amparar a la suplente de Miranda”.
Quiñónez confirmó la deserción del diputado liberal Alfonso Ortega Urbina, de quien dijo “se rajó” al decir que no votaba por la candidatura del jefe de la bancada del PLC, como lo había acordado esa bancada.
Reveló que previo a la sesión del lunes, Ortega manifestó: “si no es por mí, no hay voto para nadie”. Anotó que con la supuesta adhesión de Miranda a la bancada del PLC “pensamos que se iba a sumar la gente de Eduardo Montealegre (ALN-PC), pero salieron respaldando a Ortega Urbina, fue por eso que decliné la (candidatura para la) presidencia, para ofrecérsela a Miguel López”, detalló.
Las presiones externas
Añadió que la tarde del lunes, le ofrecieron un cargo directiva a la bancada de ALN-PC, pero éstos lo rechazaron. “El caprichito (de ALN-PC) se mantuvo por el supuesto amarre que tenían con el FSLN y no aceptaban a López, sino a María Eugenia Sequeira como presidenta de la Asamblea Nacional”, relató.
“Mantengo el compromiso de respaldar a López para presidente del Parlamento, porque no ando capeando bultos. Creo que Miguel haría una excelente labor como presidente de la Asamblea Nacional. Fue un excelente Primer Secretario. Vamos a ver si logramos consenso con otras fuerzas y el mismo FSLN”, comentó.
López aseguró que el bloque que respalda su postulación considera “que el FSLN debe ocupar al menos dos posiciones en la Junta Directiva. El problema es que nos han pedido la Primera Vicepresidencia y Primera Secretaría, lo que ha sido objeto de negociaciones, por lo que esperamos que prevalezca la sensatez y responsabilidad con sentido patriótico para encontrar el consenso”, dijo.
Tardencilla, aseguró que el presidente Enrique Bolaños, Montealegre y Daniel Ortega ejercen presiones sobre ellos pero aún así, “tiene menos votos que nosotros para elegir la nueva directiva”.