Política

Revelaciones de Navarro suponen fuertes pugnas


Lester Juarez

Las reveladoras declaraciones del Vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, denotan su inconformidad con el resto de la dirigencia de esa agrupación política y por la decisión de Arnoldo Alemán de respaldar la candidatura del ex vicepresidente José Rizo, declaró el ex directivo liberal Eliseo Núñez.
Núñez, actual representante legal de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), supone que Navarro abandonó su precandidatura presidencial desencantado con el PLC, e inconforme con el ex presidente Arnoldo Alemán por su abierto apoyo a Rizo, pese a que contaba con la mayoría de los votos de los convencionales.
Desestimó que las divergencias surgidas entre Navarro y el ex presidente de la Superintendencia de Pensiones y aspirante presidencial, Ramiro Sacasa, hayan incidido para su retiro de la competencia por la candidatura oficial del PLC.
Estimó que la renuncia de Navarro constituye un síntoma de que el dedo de Alemán apuntó hacia Rizo.
“Wilfredo vio que el dedo de Alemán se iba imponer y a pesar que él podía lograr mayoría entre los convencionales no iba poder lograr la bendición de Arnoldo y esto lo saca de juego de la candidatura”, apuntó.
Apoyo a Rizo obedece a venganza de Alemán
Indicó que la decisión de Alemán de respaldar a Rizo es porque está convencido que hará el ridículo porque perderá las elecciones, y para vengarse por el juicio que interpuso el ex vicepresidente en contra del fallecido Arnoldo Alemán Cardenal que presuntamente ocasionó su retención migratoria.
“En la familia Alemán hay inconformidad y hay gente como María Dolores Alemán que dice que jamás votarían por Rizo debido al juicio contra su hermano”, subrayó.
Indicó que la decisión de Navarro de retirar su precandidatura presidencial debilitó aun más el control que ejerce Alemán en el PLC y por esa razón, lo invitó a formar parte de ALN, previo a las reflexiones que haga acerca de su papel que está jugando en su partido para que luego decida.
Rizo contra el pacto libero-sandinista
Por su parte, Rizo negó que haya sido designado candidato presidencial por Alemán y aseguró que en ninguna medida se está beneficiando con la renuncia de Navarro porque éste era un contendor de altura con quien le hubiese gustado competir.
Garantizó que el candidato presidencial será designado en elecciones primarias y no por el dedo de Alemán.
A pesar que Rizo reconoció que existen “diferencias” en la cúpula del PLC, dijo que éstas no influyeron en la decisión de Navarro.
Rizo comparte con Navarro que el liberalismo no es patrimonio del PLC, también se declaró contrario al pacto libero-sandinista y estima que éste debe romperse porque no le ha traído beneficios a su partido.
Por su parte, el diputado Enrique Quiñónez justificó el retiro de Navarro por la falta de entusiasmo y recursos económicos del precandidato, pero rechazó que hayan tenido diferencias internas en el seno del PLC.
¿Quiñónez traicionó a Navarro?
“Wilfredo decidió irse por falta de entusiasmo y de recursos, es un derecho soberano y porque prefirió dedicarse de lleno a las elecciones regionales, pero somos buenos amigos y no existe diferencias entre nosotros”, dijo Quiñónez.
La versión de Quiñónez contrasta con las declaraciones de Núñez, quien considera que Navarro se vio obligado a renunciar porque se quedó solo, incluso su supuesto jefe de campaña, Quiñónez, lo traicionó.
“Quiñónez es un oportunista, no es aliado de nadie. Éste es su cuarto partido al que pertenece, porque no tiene ideología, sino una bandera de oportunismo, si tiene que traicionar a su mamá y a su papá él lo hace”, opinó Núñez.
Quiñónez reconoció que existen pugnas internas en el PLC, justificándolas a que “nosotros no somos de la congregación de las hermanas de la caridad, somos políticos. Admitió las pugnas. Hemos estado conversaciones, somos amigos, correligionarios y no hemos tenido ninguna diferencia”.
El jefe de la bancada liberal se dedicó ayer a repartir alimentos y juguetes a los niños de Acahualinca, como si estuviera en plena campaña proselitista.