Política

Presidencia de Asamblea parece que se irá a ALN

* Todos hacen cálculos, pero nadie cuenta con los votos necesarios para manejar la elección * Osorno vacila en su compromiso, y Daniel Ortega señala dualidad de Tardencilla

Un ambiente de incertidumbre se ha apoderado de las distintas representaciones parlamentarias porque aparentemente ninguna de las bancadas mayoritarias cuenta con los 47 votos necesarios para elegir a la nueva Junta Directiva en la sesión plenaria del Parlamento a primeras horas de este lunes.
La residencia del presidente Enrique Bolaños se convirtió ayer en una especie de sitio de peregrinaje de todas las fuerzas políticas que se apresuraban a negociar o buscar apoyo para elegir una mesa directiva parlamentaria de consenso; sin embargo, el panorama político se enrareció aún más cuando el gobernante presuntamente habría propuesto al diputado Augusto Valle para la presidencia legislativa.
Esa sugerencia de Bolaños habría provocado que los restantes cinco parlamentarios de la bancada Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) renegaran de Valle, no obstante, la diputada Jamileth Bonilla negó la versión, pero admitió que transmitió al mandatario que serían los diputados los que designarían a su candidato.
Estos comentarios de Bonilla incomodaron a Valle, quien consideró que estaba siendo descalificado como candidato, aunque posteriormente dijo que acataría la decisión que adoptara su bancada.
Bonilla reveló que el retiro de la candidatura de René Núñez por el FSLN les abrió el camino para poder nominar a uno de sus integrantes a la presidencia legislativa, y propugnó porque la directiva quede integrada por dos diputados sandinistas, dos del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), uno de ALN, otro la bancada Azul y Blanco y un tercer cargo para Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), que sería ocupado por el diputado Guillermo Osorno.
La última decisión la adoptarán esta tarde en la casa de campaña de ALN, informó Bonilla.
Mientras tanto, el PLC mantiene firme la candidatura de Enrique Quiñónez, quien reafirmó que cuenta con los 47 votos para alzarse con la victoria, recordando que Osorno, Orlando Tardencilla y Miguel López, se sumarán a los 41 votos liberales y dos más que podrían salir de ALN, cuyas identidades no quiso revelar.
Osorno sin decidirse
A su salida de la reunión con Bolaños, el diputado Osorno se mostró un tanto dudoso de su respaldo a Quiñónez, pese al acuerdo de apoyo mutuo que suscribieron el pasado viernes, sin embargo, se supo que posteriormente se dirigió a la casa del jefe de la bancada liberal para reiterarle su respaldo e informarle de lo acontecido en el encuentro con el gobernante.
Aunque Quiñónez se siente presidente del Poder Legislativo, fuentes parlamentarias informaron que los diputados Alfonso Ortega Urbina y Maximino Rodríguez podrían no votar por su candidatura, e incluso se comentó que hasta pudieran ausentarse de la sesión plenaria.
Tampoco Quiñónez cuenta con el apoyo de Eduardo Gómez, de la bancada Azul y Blanco, quien respalda la decisión que adopte Bolaños.
Ante ese escenario, la dirigencia del PLC presuntamente habría desmontado la candidatura de Quiñónez y propuso los nombres de Oscar Moncada, Eduardo Mena y Miryan Fonseca.
En un encuentro sostenido con el Consejo Departamental del Frente Sandinista, Daniel Ortega denunció otra vez la mala intención de los aliados del PLC y Quiñónez, quienes tendrían el objetivo de respaldar la amnistía para Arnoldo Alemán.
Dijo que en esa misma alianza se encuentra involucrado un personaje que en varias ocasiones ha entrado y salido a las filas del Frente Sandinista y que siempre ha sido bienvenido, pero que realmente esos aliados no cuentan con los votos para asumir la presidencia, sino apenas con 44 votos, refiriéndose a Tardencilla.