Política

“Obando autoridad religiosas de mayor peso en el país”

Daniel Ortega destacó que el cardenal todavía es un protagonista en todos los ámbitos de la vida nicaragüense y que es por eso que mantiene una relación muy cercana con él.

El ex presidente y líder sandinista, Daniel Ortega, afirmó hoy que a pesar de que el cardenal Miguel Obando ya no es el arzobispo de Managua, "es la autoridad religiosa de mayor peso en la realidad nicaragüense".

El ex gobernante (1985-1990), quien tuvo serias contradicciones con el prelado nicaragüense cuando ejerció el Gobierno, dijo que Obando todavía es un protagonista en todos los ámbitos de la vida nicaragüense y que es por eso que mantiene una relación muy cercana con él.

"A pesar de que su eminencia ya no es el arzobispo de Managua, tiene su propio peso por ser miembro del colegio cardenalicio y por lo tanto es la autoridad religiosa de mayor peso en la realidad nicaragüense", señaló Ortega en una entrevista con la televisión local.

Obando fue sustituido el año pasado como arzobispo de Managua después que el fallecido Papa Juan Pablo II, nombró en su lugar a monseñor Leopoldo Brenes, quien era obispo de Matagalpa 130 kilómetros al norte de Managua.

“Mediador y pacificador”

Ortega destacó la actuación de mediador y pacificador de Obando en diversos períodos difíciles de la historia de Nicaragua y que es eso por tanto lo que se debe tomar en cuenta, no su cargo como arzobispo.

"El cardenal Obando sigue siendo el testigo y garante, del proceso negociador que hemos mantenido durante todo este tiempo y que se ha logrado fortalecer en el diálogo que ha estado funcionando en Casa Presidencial", dijo el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda).

En octubre del año pasado Obando estuvo presente en la firma de un acuerdo entre Ortega y el presidente Enrique Bolaños, para aprobar una ley marco y congelar las reformas constitucionales que restaban facultades al Ejecutivo y que habían sumido al país en una profunda crisis por casi 11 meses.

Crítico de sandinismo

Obando fue un férreo crítico del gobierno sandinista que presidió Ortega, lo cual le costó una persecución y humillación de líderes religiosos y sacerdotes, "errores por los que ya hemos pedido perdón y que el cardenal ha aceptado" dijo el ex mandatario.

El prelado en los últimos dos años ha tenido una apertura hacia el líder sandinista y hasta ofició una misa el 19 de julio de 2004 para celebrar el 25 aniversario de la revolución sandinista con la que se derrocó a Anastasio Somoza en 1979.

"El cardenal es un líder espiritual y eso trasciende las contradicciones de cualquier índole", dijo Ortega.

Sobre sus relaciones con el nuevo arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, dijo que es un hombre que "tiene muchas cualidades" con quien ha cultivado una relación de respeto en pro de trabajar en favor de los campesinos y de los pobres.

"Todo tiene su momento y el mismo arzobispo Brenes ha reconocido al cardenal como un padre y un maestro, y lo que tenemos que hacer es mantener esa relación de armonía con la iglesia", dijo Ortega.

El líder sandinista, que fue postulado como candidato presidencial para las elecciones de noviembre de este año, dijo que su acercamiento con los líderes de la Iglesia Católica no tiene que ver con un asunto electoral, sino de una actitud "sincera" de propiciar la reconciliación entre los nicaragüenses.