Política

“Nada ni nadie detendrá la marcha de la democracia”

* Bolaños destaca respaldo de Ricardo Maduro durante la crisis institucional nicaragüense

Esteban Solís

Los presidentes de Nicaragua y Honduras, Enrique Bolaños y Ricardo Maduro, se condecoraron mutuamente anoche, destacando ambos los esfuerzos por consolidar la democracia en sus respectivos países y todo el istmo en general.
Bolaños confirió a Maduro la Orden Rubén Darío, en Grado Gran Collar, en tanto Maduro condecoró al mandatario nicaragüense, con la Orden Civil José Cecilio del Valle, en Grado Gran Collar.
Durante su intervención, Bolaños recordó que en los momentos más difíciles en la gobernabilidad de Nicaragua su colega hondureño fue un sólido baluarte a favor del proceso democrático, “contribuyendo así en la consolidación de la gran hermandad centroamericana”.
Bolaños dijo que Maduro, quien entregará el poder el próximo 27 de enero al presidente electo Manuel Zelaya, fue siempre un entusiasta impulsador de la unión aduanera y el sistema de integración centroamericana.
Esperanza en el futuro
“Las relaciones de Nicaragua con Honduras, durante su gestión y la mía, se han fortalecido. Hemos llegado a practicar una hermandad que redunda en el fortalecimiento de las buenas relaciones entre nuestros pueblos. Somos vecinos inseparables por la geografía, y compartimos una cultura, idioma e historia común”, resaltó Bolaños.
Maduro enfatizó que desde hace 15 años, la paz en Centroamérica es una realidad, al abandonar los fusiles y priorizar el diálogo “como nunca antes lo habíamos hecho, sobre nuestras diferencias, y eso ha permitido, a pesar de los pesimistas, que hoy todos los centroamericanos vivamos en democracia”, destacó.
Confió que nada ni nadie detendrá la marcha de la democracia, aunque falte mucho camino que recorrer para llegar a ser sociedades cultas, ricas y desarrolladas. “Tenemos el deber de pensar que eso será posible si aprovechamos las oportunidades que el mundo en que vivimos nos ofrece ahora, y recordar las condiciones para que eso se dé. Es tarea de gobernantes comprometidos con el destino de sus gobernados, y con sumo acierto, usted presidente Bolaños, ha sabido cumplir con esa tarea, y ése es el mérito que como centroamericanos, los hondureños le reconocemos”, expresó Maduro.
Al evento celebrado anoche en la Casa de la Presidencia nicaragüense asistió Lila Abaunza de Bolaños y Aguas Ocañas de Maduro, esposas de ambos mandatarios, así como el cuerpo diplomático en Nicaragua, gabinete de gobierno, representantes de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.