Política

Evangélicos condicionan votos a Daniel Ortega

* “El pueblo quiere escuchar mensajes positivos, de paz, y ver hacia delante”, condiciona directivo del MUC

Esteban Solís

La dirigencia del Movimiento de Unidad Cristiana (MUC) emplazó ayer al candidato presidencial del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega, a moderar su discurso, dejando atrás la retórica de los años 80, y a que presente un plan de gobierno con contenido social, económico y político, y que sea realista si quiere obtener el voto del sector evangélico, estimado en unos 400 mil ciudadanos.
Daniel Ortega Reyes, Presidente del MUC, agrupación política aliada del FSLN en la Convergencia Nacional, dijo a EL NUEVO DIARIO que el líder sandinista debe ganarse a los evangélicos, pastorear a ese segmento de la sociedad nicaragüense, si quiere ganar las elecciones en noviembre de este año.
“El pueblo nicaragüense quiere escuchar mensajes elocuentes, positivos, de paz, y ver hacia delante, no mensajes de guerra,” dijo Ortega Reyes, quien instó a Ortega Saavedra a bajar el nivel de sus discursos contra el imperio yanqui.
El directivo del MUC admitió que si bien los estadounidenses intervienen directamente en el proceso electoral nicaragüense, hay otros escenarios donde se puede combatir ese injerencismo, y no necesariamente con discursos estridentes y belicosos.
Que demuestre su cambio
Según Ortega Reyes, los evangélicos en Nicaragua ascienden al 15% de la población, unas 750 mil almas, de las cuales 400 mil son aptas para votar. “Si el candidato que apoyamos no cambia, no vamos a darle el voto. No vamos a dejar que Nicaragua se pierda, por eso el mensaje debe ser de paz, positivo y que presente un programa realista”, insistió.
Reconoció que significa un reto para el líder sandinista el cambiar su discurso, y demandó que tampoco haga paralelismo con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, el líder cubano, Fidel Castro, y el presidente electo de Bolivia, Evo Morales.
Considera que el secretario general del FSLN tiene interés en servir a la Patria, al margen de cuestiones personales, no obstante, le recordó que si quiere ganar los comicios de noviembre, primero debe ganarse al sector evangélico.
En ese sentido, instó a Ortega a sentarse con los líderes religiosos para constatar si realmente ha cambiado. “Necesita ganarse a la fuerza evangélica, tiene un reto enorme, y aunque sea católico, nosotros también somos nicaragüenses y representamos un amplio segmento de la sociedad”, anotó.