Política

“EU es responsable por narcodólares”


Corresponsal/Estelí

El secretario general del Frente Sandinista, Daniel Ortega, responsabilizó a Estados Unidos por el desarrollo del escándalo judicial en torno a los “narcodólares”, al intentar rebatir las acusaciones del embajador Paul Trivelli, la tarde de este jueves, quien habría señalado que tal escándalo sólo envuelve a militantes sandinistas.
“Estados Unidos tiene que pronunciarse porque ellos son los responsables de que se haya desarrollado este tema que tiene que ver con la droga, con el narcotráfico, porque ellos son los consumidores y los que hacen un gran negocio”, sentenció.
El pasado jueves, el diplomático respondió a los ataques vertidos por Ortega a inicios de la semana, y comentó que si el líder sandinista quiere encontrar a responsables por el tráfico de drogas, “debería ver bien a quienes están en el caso de los narcodólares”.
Según Trivelli, en este caso de la sustracción y pérdida de los 609.000 dólares de una cuenta de la CSJ “hay involucradas obviamente personas que están aliadas al sandinismo”.
Aunque Ortega insistió en que las autoridades nacionales deben tomar las decisiones internas de manera soberana, remarcó en que es precisamente “el comercio enorme (de la droga) allá, y todo un poder norteamericano que se enriquece con ella”, las razones por la cual surgen situaciones similares a las del reciente escándalo judicial. “Que nos dejen a los a nicaragüenses tomar nuestras propias decisiones en este caso”, añadió.
Se desvincula de Argüello
El escándalo judicial por los “narcodólares” alcanzó reciente notoriedad cuando uno de los involucrados, el magistrado Rogers Camilo Argüello (de vínculo sandinista), atacó a la periodista de EL NUEVO DIARIO Eloísa Ibarra.
“Rogers Camilo Argüello no es militante sandinista”, insistió, al tiempo que demandó que Argüello renuncie a su propia inmunidad para enfrentar una eventual acusación de Ibarra, y evitando así comprometer al partido que lo eligió en el cargo.
“(Argüello) es de tradición conservadora. El FSLN no avala este tipo de conductas y actitudes personales en ese aspecto”, añadió. El líder sandinista insistió, no obstante, en que debería renunciar al fuero antes que el Parlamento tome su decisión.