Política

Cautela con sustitución de Leal

* El hecho de que 2006 será el último año de gobierno, aunado a que principales leyes ya fueron aprobadas, incidirá sobre decisión presidencial

La Presidencia de la República esperará, al menos hasta mediados del mes próximo, para designar al nuevo Secretario de la Presidencia que sustituirá en el cargo a Ernesto Leal, fallecido a inicios de la semana pasada en un hospital de Miami.
Públicamente ninguno de los funcionarios presidenciales admite su postulación al cargo, sin embargo, entre ellos existe el consenso de que el sustituto debería salir de entre los mismos miembros de Casa Presidencial, atendiendo a la naturaleza del año próximo.
“Este año que viene es el último año de gobierno, y si a esto se añade que las principales leyes ya están aprobadas, no tendría sentido traer a alguien de fuera del Gabinete, que vendría a familiarizarse con la dinámica oficial”, confirmó un alto funcionario presidencial.
Leal falleció producto de una neumonía, la madrugada del lunes, legando un intenso año en que se destacó por las negociaciones y el Diálogo que ayudó a instalar a mediados de 2005, permitiendo así superar la crisis política que consumía a la administración de Enrique Bolaños.
Debido a tal postura, Leal consiguió encabezar las negociaciones de un paquete de leyes de suma importancia, sobre todo de naturaleza financiera y política, hasta obtener la aprobación de la Ley Marco, que suspendió las controversiales reformas libero-sandinistas a la Constitución, y salvó al gobierno de Bolaños.
Prudencia del Presidente
Ante tal legado, la Casa Presidencial se ha visto sujeta a la prudencia, al discutir el tema de la sustitución de Leal, permitiendo que sea Bolaños el único que decida a quién nombrar en el cargo, que hasta hace pocos meses ocupaba su leal colaborador.
Lindolfo Monjarretz, Secretario de Comunicación Social, aseguró ayer que el tema aún no ha sido discutido, atendiendo especialmente a que hace tan sólo dos días se celebraron las honras fúnebres.
“Llegará el momento en que esto deba discutirse, por supuesto, pero hasta el momento no ha habido ningún tipo de discusión sobre este tema. El Presidente lo ha tomado con mucha prudencia, y es quien decidirá”, aseguró el portavoz.
Sin embargo, a la prudencia oficial se contradicen algunos movimientos de posibles sustitutos, en un intento por incidir en la decisión presidencial. Pedro Solórzano, recién nombrado Secretario Político, aunque criticado cuando dirigió la cartera de Infraestructura, el influyente ministro de Gobernación, Julio Vega, y el secretario privado, Ariel Montoya, han sido mencionados para el cargo.
Ayer, viernes, Solórzano confirmó a medios locales que no aspira a ocupar tal designación, estimando que recientemente fue nombrado como Secretario Político, cargo desde el que aún no ha demostrado un desempeño público.
El NUEVO DIARIO intentó sondear sus percepciones sobre este punto, pero hasta ayer por la tarde no respondió a nuestras llamadas.