Política

“Candidatos de APRE y CCN obstaculizan coalición”

* Asegura que dirigentes intermedios pusieron retrasos en firmar una intención de alianza, dificultando el desarrollo de elecciones primarias en este sector

Consuelo Sandoval

La diputada liberal Jamileth Bonilla se declaró ayer decepcionada de la actuación indecisa de José Antonio Alvarado, precandidato por el Partido Alianza Por la República (APRE), y de la dirigencia de Camino Cristiano, argumentando que presuntamente estarían actuando para favorecer un triunfo electoral del Frente Sandinista, al impedir una coalición electoral con Alianza Liberal nicaragüense (ALN) que encabeza Eduardo Montealegre.
“Por qué han tardado tanto en tomar una decisión. Mirá la locura de haberse ido solitos a las elecciones regionales. ¿Qué implica? ¿Qué mensaje es que el APRE y Camino Cristiano van solos? ¿Qué posibilidades tienen en la Costa Atlántica? Y no ven que esa dispersión en las elecciones municipales permitió que el Frente Sandinista saliera victorioso”, reflexionó.
Vaticinó que ambas agrupaciones políticas no obtendrán ni un concejal, resultado que significa que permitirán que esos escaños pasen a pertenecer al FSLN.
Garantizó que se esforzaron en querer que suscribieran una carta de intención de coalición, que permitiría que varios organismos civiles gestionaran recursos para la organización de elecciones primarias en la escogencia de los candidatos a las elecciones presidenciales.
“Torpedearon coalición”
Lamentó que la dirigencia del APRE, principalmente Ariel Granera, representante de Alvarado, se haya encargado de torpedear la suscripción de una carta de intención de alianza electoral, así como Ivana Toruño y la diputada Martha Julia Lugo, Directora de Telcor.
“Ariel Granera obstruía el avance de las negociaciones oponiéndose a cosas insignificantes. Un día recibí un mensaje de Alejandro González y me dijo: `No te queremos engañar, nos reunimos y acordamos que no vamos a firmar la carta de intención porque parece que el partido está molesto por una discusión de Eliseo Núñez con Ivana´, pese a que ya había sido superado el problema”, reprochó Bonilla.
Cuestionamientos a Alvarado
Estimó que Alvarado jamás aceptó someterse a elecciones primarias para competir por la candidatura presidencial con Montealegre, porque nunca logró superar su bajo porcentaje de aceptación en las encuestas que apenas llegó al 2.5 por ciento en la intención de votos.
“Yo dije que era demasiada jugarreta estarnos dejando manosear por alguien que tiene 2.5 por ciento en la intención de votos y que lo que quería era ganar tiempo para qué o quién, teníamos dudas de los planteamientos de Alvarado y el APRE. Están clarísimos que no les conviene competir con Eduardo, que es un candidato oficial, y José Antonio ni siquiera es candidato oficial por el APRE, y Camino cristiano tampoco está decidido en nada y está en una indecisión que nosotros no podemos caer en el juego porque nos puede perjudicar”, manifestó.
Bonilla, ex secretaria de organización del PLC, también reprobó la decisión de ese partido de promover la candidatura a la Vicepresidencia a Leonel Téller, quien según ella, jamás saldría electo si es sometido al escrutinio de las bases.
“Yo nunca miré a Téller en esas luchas desde 1990, y ahora lo veo teniendo un gran liderazgo, yo creo que todos tienen derecho como aspirantes y suspirante a aventurarse en algo tan complejo como las candidaturas, y si el PLC tiene el valor de lanzarlo de candidato, esos son los riesgos que se toman y de ahí vienen los fracasos de las instituciones políticas”, sentenció.
Bonilla estima que Arnoldo Alemán está jugando con todos los precandidatos, incluso con José Rizo, a quien según presagió, jamás le perdonará que haya promovido el surgimiento de la disidencia.