Política

Honores de jefe de Estado a Ernesto Leal


El fallecido Secretario de la Presidencia, Ernesto Leal, recibió ayer los honores de Jefe de Estado, al arribar a Managua. Poco antes de las cinco de la tarde, el féretro de zinc, cubierto con una caja de cartón según las medidas
sanitarias de las autoridades migratorias de la Florida, fue bajado de la nave comercial.
El féretro fue arropado con la bandera Azul y Blanco por miembros de la Compañía de Ceremonia del Ejército, para que después, a paso de un redoble, seis efectivos de la referida unidad militar lo trasladaran al carro fúnebre que
lo llevó a la Funeraria Monte de los Olivos.
La comitiva gubernamental que recibió a Leal estuvo encabezada por el presidente Enrique Bolaños y la primera dama, doña Lila T. de Bolaños, siguiéndoles ministros, viceministros, miembros del Cuerpo Diplomático, representantes de organismos internacionales y autoridades
del Ejército y la Policía.
También estuvo en el acto la ex presidenta Violeta Chamorro, la que tuvo como ministro de Relaciones Exteriores a quien fuera el Secretario de la Presidencia de la República, cargo que ejerció por más de cinco años.
Fue funcionario ejemplar
Lindolfo Monjarretz, vocero presidencial, conmocionado dijo que Leal fue un hombre que corría 30 minutos diarios durante los últimos 30 años, "lo que demostraba que nunca se iba a esperar que tuviera un final, y especialmente cuando estaba prestando un servicio especial al país porque había logrado solucionar la crisis política que habíamos vivido.
Desde muy joven, Leal se dedicó a la vida política, desarrollándose en la lucha contra el somocismo. Fue encarcelado por la Guardia Nacional de Somoza después que él y un grupo de luchadores se introdujeron al Estadio Nacional, donde abrieron una manta que llevaba un letrero que decía: “Abajo los Somoza”.
Para esa ocasión fue golpeado, y como producto de un culatazo le partieron la frente, lugar donde todavía tenía la cicatriz.
Por su parte, la ex presidenta Violeta Chamorro destacó el trabajo que Ernesto Leal desempeñó en su Gobierno. “Fue un funcionario ejemplar, y lo que más me llamó la atención fue su dedicación por los nicaragüenses y por la estabilidad y pacificación de nuestro país”, indicó.
A su vez el ex ministro de la Presidencia Antonio Lacayo lo tildó de una persona muy sensata y suave, convencida de lo que estaba haciendo por Nicaragua.
“Fue una persona que se llevó bien con todos, compartió sus valores democráticos y tuvo una gran facilidad para ganarse amigos, y su última gesta fue la de contribuir en el Diálogo Nacional a la armonía entre las diferentes fuerzas políticas que lo conforman”, resaltó.