Política

Febril negociación por Directiva AN

* Diputados sandinistas apuestan a llegar a acuerdos con grupo de 12 diputados de bancadas minoritarias, mientras PLC arrecia negociación para elegir a Quiñónez en el cargo

Edgard Barberena

Las bancadas legislativas comenzaron a profundizar las negociaciones, incluyendo contactos que han sido ajenos a los medios de comunicación social, y que podrían llegar hasta negociar en horas de la mañana del propio 9 de enero, fecha prevista para las elecciones de la nueva Junta Directiva.
Edwin Castro, jefe de la bancada sandinista, dijo ayer que el FSLN tiene varias vías de movimientos en la negociación, donde los actores claves para encontrar los votos son 12 diputados de los grupos parlamentarios pequeños.
Esos son los cinco diputados de la bancada ALN-PC que lidera la diputada María Eugenia Sequeira; Azul y Blanco con cuatro diputados y jefeada por Miguel López, y los dos diputados de Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), Delia Arellano y Guillermo Osorno.
Castro dijo el FSLN mantiene la reelección del sandinista René Núñez, y para conseguir los 47 votos para mantener a ese diputado en la presidencia del Parlamento les bastaría nueve votos más, que saldrían de los grupos minoritarios.
Remarcó el interés del FSLN en reelegir a Núñez en la presidencia de ese Poder de Estado alegando que hay méritos suficientes, ya que durante la XXI legislatura que se clausuró el pasado 15 de diciembre, hubo estabilidad en el Parlamento y se aprobaron 64 leyes, cifra que jamás se había producido en la historia legislativa del país.
Quiñónez: “Negociación discreta”
Enrique Quiñónez, jefe de la bancada del PLC, dijo a EL NUEVO DIARIO que “la mejor estrategia que se tiene en estas negociaciones es no tener las cartas sobre la mesa, sin embargo se mantiene mi candidatura para la presidencia. Ya se pronunció CCN que no apoyará a ningún candidato que no sea democrático y que no vetan postulaciones”.
“Esto nos deja claro que los diputados de Camino Cristiano no nos van a vetar y más bien podrían apoyar nuestra candidatura”, dijo Quiñónez, tras confiar en que la misma posición la mantiene APRE, “donde hay un acuerdo del Comité Ejecutivo que dejó claro que la alianza tiene que ser con las fuerzas democráticas y no con el FSLN”.
“De esa manera va quedando atrás la posible reelección del FSLN, aunque ellos han tratado de incentivar a otras gentes que han dicho que vetan nuestra candidatura y a lo mejor ellas podrían ser candidatas a la presidencia de la Asamblea Nacional, pero están cayendo en un juego que ni ellas mismas se lo creen porque quienes hagan alianzas con el Frente Sandinista, quien reciba los votos sandinistas a cambio de una componenda, se llama para nosotros suicidio político”, dijo.
Alusión a Jamileth Bonilla
Delia Arellano, de CCN, dijo que este 26 de diciembre su bancada emitió una resolución en la que “vamos apoyar (para la presidencia de la AN) a un candidato de las fuerzas democráticas y vamos a integrar la Junta Directiva”.
Estimó que uno de estos días podría iniciarse la recta final de las negociaciones para lograr ese objetivo con la finalidad de que resulte electa una Junta Directiva equilibrada, pluralista y permita la estabilidad al país en 2006, que es un año electoral”.
Cuando se le preguntó que si el apoyo que CCN dará al candidato de las fuerzas democráticas incluiría a Enrique Quiñónez, la legisladora dijo: “Nosotros estamos incluyendo a todos y no excluimos a nadie, y donde hasta pueden haber mujeres (candidatas) que den estabilidad a la Asamblea Nacional.
Orlando Tardencilla, de la Azule y Blanco, dijo que él a titulo personal no ha negociado con nadie y solamente se ha reunido por separado en reuniones informales con José Figueroa, Secretario Ejecutivo de la bancada sandinista, y Enrique Quiñónez del PLC.