Política

“No se prepara fraude con cedulación”


Consuelo Sandoval

El magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE) José Luis Villavicencio descartó ayer que en esa institución se esté fraguando un fraude electoral en los comicios de 2006, según denunció el ex director de Cedulación Dionisio Palacios.
Palacios aseguró recientemente que el fraude electoral está siendo “planificado con más elegancia y sutileza”, promovido desde las principales direcciones administrativas controladas por el Frente Sandinista.
Villavicencio calificó de “resentido y despechado” a Palacios, quien, según dijo, fue separado de su cargo por “ineficiente y desordenado” durante el ejercicio de su gestión, y que por esa razón fue sustituido por el ingeniero Francisco Rayo.
“Descarto totalmente que se esté planificando un fraude electoral ¿por qué Dionisio no lo denunció antes, cuando era Director de Cedulación y su cuñado Silvio Américo Calderón era magistrado electoral? Lo que pasa es que estuvo cinco años ejerciendo el cargo porque su cuñado lo protegía, pero yo había pedido que lo apartaran. Ahora sus declaraciones las ofrece porque está resentido y despechado porque fue separado del cargo por ineficiente”, expresó.
Contraacusaciones técnicas
Palacios alega que fue destituido a mediados de octubre pasado porque supuestamente no se prestó a las imposiciones del partido que maneja realmente la Oficina de Cedulación.
El ex funcionario cree que en las elecciones nacionales de 2006 se podría incrementar el abstencionismo, porque más de 112 mil jóvenes van a cumplir 16 años, y la única posibilidad de que ejerzan el voto dependerá de la voluntad política de los partidos que controlan el CSE.
Villavicencio rebatió los argumentos de Palacios porque como ex Director de Cedulación conoce que es imposible que se organice un fraude por esa vía, por cuanto alegó que una persona no puede aparecer en el padrón electoral sin estar inscrita en el Registro Civil.
“El certificado de nacimiento civil es la carta fundamental para inscribirse en el Registro Civil, y la persona que no está inscrita no puede ser cedulada, pero en caso que esté incluida y sea cedulada, automáticamente es ingresada al padrón electoral. Ese es un trinomio íntimamente relacionado, de ahí que es imposible que una persona aparezca en el padrón electoral sin estar inscrita”, explicó.
Aclaró que todas las solicitudes de cédulas de identidad son analizadas por la Comisión Nacional de Cedulación, integrada por representantes de los partidos políticos, y que además son supervisadas por los técnicos que determinan si el expediente está completo.
Dijo que para que un expediente esté completo se requiere que el acta de nacimiento esté verificada en los microfilmes de los registros de todo el país, y con ese elemento de seguridad pasan a cedulación y luego se somete a una base de datos para al padrón electoral.