Política

Quiñónez no cesa en sus aspiraciones


El diputado liberal Enrique Quiñónez reiteró ayer que el líder del Frente Sandinista (FSLN), Daniel Ortega, le hizo un favor al vetar su candidatura para la presidencia del Parlamento y aseguró que no le pedirá el voto a ese partido.
Quiñónez apeló a la madurez política de las demás agrupaciones parlamentarias para obtener el voto que lo lleve a la titularidad del Parlamento. “Éste es un año en que necesitamos unirnos para hacer cambios profundos, por ejemplo a la Ley de Carrera Judicial”, manifestó.
Confirmó a EL NUEVO DIARIO que cuenta con el aval de su partido y bancada para conducir personalmente las negociaciones con las otras bancadas. “Vetado por el FSLN no creo que se atrevan a llamarme para negociar. Voy a agotar hasta el último minuto para buscar acercamiento y limar asperezas con las “fuerzas democráticas”, y por supuesto que también ellas (las otras bancadas) aspiran a ocupar cargos en la directiva”, dijo.
Quiñónez afirma que no tienen compromiso con las otras bancadas. Incluso dijo que las fuerzas parlamentarias no sandinistas son las que van a definir qué espacios ocupará el FSLN en la directiva y en las comisiones parlamentarias. Una fuente vinculada al Ejecutivo Nacional del PLC reconoció que la propuesta de Quiñónez es excluyente, y que por fuerza debe tomar en cuenta al FSLN para esa negociación.