Política

Rechazan resolución de congresistas

* Según los liberales, tienen contradicciones con los sandinistas en el Parlamento, CSJ y CSE * FSLN los señala de injerencistas y acusa por posible campaña antisandinista

El diputado sandinista José Figueroa condenó “las acciones injerencistas del Congreso estadounidense”, que ayer miércoles aprobó una resolución de apoyo al proceso democrático nicaragüense y condena el pacto Ortega -Alemán.
Anotó que el injerencismo llega al extremo de que mediante una resolución, los congresistas aprobaron fondos para intervenir en los asuntos internos de Nicaragua.
La resolución considera el pacto “perjudicial” para el futuro de la democracia en Nicaragua y la estabilidad de la región, por lo que exige al gobierno estadounidense que desarrolle una política de apoyo para establecer las condiciones y transparencias en las elecciones de noviembre de 2006.
“La política de Estados Unidos debería ser de apoyo a la democracia, la autoridad de la ley y derechos humanos en Nicaragua, y trabajar con las organizaciones regionales e internacionales, para fortalecer los esfuerzos nicaragüenses de establecer las condiciones de libertad, honradez, transparencia e inclusión en las elecciones presidenciales y legislativas de 2006”.
Deslindan responsabilidad
“EU debería trabajar con la OEA y otras organizaciones interregionales y nacionales para animar a los elementos políticos dentro de Nicaragua a conservar, proteger y defender el espíritu de la Constitución del país”, señala la resolución, promovida por el presidente del Subcomité para el Hemisferio Occidental, Dan Burton, en la Cámara Baja, y contó con el respaldo de otros congresistas.
“Yo pediría a los congresistas que nos dejen a los nicaragüenses determinar nuestro propio destino, que sean las autoridades nicaragüenses las que determinen las reglas del juego y que los partidos políticos que van a competir en los comicios (electorales) aseguren las transparencias de los comicios. Que sea el pueblo, con su voto y capacidad de decisión, quien decida quiénes van a ser sus autoridades”, demandó.
Responsabilizó a los congresistas estadounidenses, en caso que se produzca una campaña antisandinista durante el proceso electoral. “El resultado de los comicios sería el producto de una intervención, y no la decisión de los nicaragüenses, lo que podría provocar un enfrentamiento”, advirtió.
Leonel Téller, vocero del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), para las elecciones de la Costa Caribe, desestimó las declaraciones de los congresistas republicanos, por considerarlo extemporáneo y alejado de la realidad política nicaragüense.
“Desconozco”
“Ese acuerdo político pudo tener validez en su momento, pero ya se rompió. En el PLC, ideológicamente, estamos satisfechos que este entendimiento político o pacto se haya roto, es más, estamos buscando la reunificación de la familia liberal y las denominadas fuerzas democráticas, para conformar una coalición que nos garantice un triunfo electoral rotundo, que nos dé 56 escaños en la Asamblea Nacional”, comentó.
Según Téller, existen serias confrontaciones entre los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Consejo Supremo Electoral (CSE), en tanto las bancadas del Frente Sandinista (FSLN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), además que en el Parlamento no hay ningún tipo de negociaciones entre ambos partidos, para conformar la próxima directiva de ese poder del Estado.
Reiteró que para las elecciones de noviembre de 2006, el PLC está apostando a obtener 56 escaños en el Parlamento, para impulsar una reforma total a la Constitución, modernizar el Estado, transformar los poderes del Estado y sus instituciones democrática, para hacerle frente a los retos y el dinamismo del nuevo orden mundial.
El magistrado del CSE, José Luis Villavicencio, se excusó de comentar el contenido de la resolución estadounidense, alegando desconocer su contenido, a pesar que fue aprobada el pasado jueves en la Cámara Baja del Congreso. Otros magistrados no estuvieron disponibles, pues según voceros de esa institución, varios magistrados estaban ayer fuera del país.