Política

PGR rechaza indolencia policial

* Subprocurador recuerda que “el dinero producto de la narcoactividad debe ser decomisado”

Lester Juarez

El subprocurador general de la República (PGR), Víctor Manuel Talavera, criticó ayer las declaraciones del jefe de la Policía Nacional, Edwin Cordero, quien aseguró que no vigilarán a Leyla Bucardo porque no han sido notificados por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ni juez alguno que ordene su detención.
“Considero que siendo una Policía que se precia de ser altamente profesional, su más alto jefe no debió decir eso. Fe un error (Cordero) dijo que es un asunto político, y me parece que es un comentario desacertado”, señaló.
El jefe policial dijo públicamente que la Policía no tiene más que hacer, porque supuestamente, Bucardo ya había utilizado los 609 mil dólares, denominados narcodólares, para cancelar algunas deudas.
Talavera considera que la “Policía no tiene que obedecer lo que dice un reo, porque el reo es reo, y la declaración de un reo siempre está escondida en su propia defensa. Al reo siempre lo prepara un abogado para que diga lo que más le conviene, a fin de encontrar su defensa, y nunca un alto jefe policial debe de dar esas declaraciones desacertadas”, comentó.
Que se separen
Insistió que ese dinero debe regresar a las arcas de la CSJ “sin importar que se haya gastado o mal gastado por “X” o “Y” persona. El dinero producto de la narcoactividad debe ser decomisado, independientemente de cualquier resolución, y no admite otra interpretación”, sentenció.
Talavera señaló que la CSJ debió resolver la sustracción ilegal del dinero de forma expedita y sin esperar tanto tiempo, lo que produjo muchas dudas que dañaron la deteriorada imagen y prestigio de ese Poder del Estado.
Recomendó que los magistrados de la CSJ se separen del caso y den paso al trabajo del Ministerio Público y la Policía Nacional, para que investiguen el paradero del dinero y determinen las responsabilidades penales de los implicados.