Política

Morales justifica “intercambio” político parlamentario


Edgard Barberena

Los cambios de partido que algunos políticos han materializado y que algunos le llaman en un sentido humorístico “travestismo político”, también ha ocurrido a lo interno de la Asamblea Nacional, porque hay diputados que se han trasladado de bancada como quitarse una camisa.
El diputado Jaime Morales Carazo estimó que estos cambios de posiciones también son alimentados cuando las cúpulas partidarias se cierran y no permiten el libre ejercicio democrático de sus miembros y por eso surgen las disidencias que no sólo en Nicaragua operan, sino que también en el resto de naciones del continente latinoamericano.
Ejemplificó que su bancada parlamentaria, la Azul y Blanco, arrancó como una disidencia del PLC por determinado número de miembros, posteriormente se plegaron otros, aunque reconoce que no llegaron a crecer mucho.
En estos movimientos también se produjeron cambios en Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), de donde surgió el Partido Alternativa Cristiana, teniendo como su principal líder al diputado Orlando Tardencilla.
El único diputado conservador, Jorge Matamoros, formaba parte de la bancada Azul y Blanco y recientemente se incorporó a la bancada Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).
Recordó que su bancada prestó a dos diputados: Augusto Valle y Alfredo Gómez, este último ahora Vicepresidente de la República, para que sus colegas de CCN continuaran siendo una estructura legislativa, y “esto no es travestismo, eso es un intercambio”.
Valle y Jaime Cuadra pasaron de la bancada liberal, a la Azul y Blanco y ahora pertenecen a ALN.
Cuando Camino Cristiano era aliado del PLC, también les prestaron a los diputados Roberto Sánchez y María Auxiliadora Alemán, cuyos movimientos fueron calificados por Morales como “oportunismo o conveniencias coyunturales de un partido”.
Desecha disidencia en FSLN
“Por eso digo que el travestismo político no es tanto una peculiaridad de los nicaragüenses, ni tampoco ha sido de una frecuencia inusitada, al contrario, porque dadas las circunstancias en las que el liderazgo superior del PLC ha pasado y sigue pasando, es admirable y hay que reconocerlo que ha logrado mantener a su caudillo, el doctor Arnoldo Alemán. Han logrado mantener una enorme cohesión en su liderazgo en un número muy significativo de diputados en la Asamblea Nacional”, manifestó.
Morales no descartó que estos movimientos o travestismo político vayan a incidir en las elecciones de noviembre del próximo año, y garantizó que tendrá un impacto en la correlación de fuerzas dentro de la Asamblea Nacional.
Desestimó un fraccionamiento o visos de disidencia en las filas parlamentarias del Frente Sandinista, alegando que sus 38 diputados han mantenido una cohesión total.
“Donde se han nutrido las fragmentaciones y disidencias es en el PLC por su problema de liderazgo, su centralismo y quizás ha sido lo menos adecuado para lograr mantener cohesión a base de convicciones”, concluyó Morales.