Política

Rivas insta a partidos a desistir de campaña sucia

* Propone que partidos suscriban acuerdo político para evitar la descalificación del adversario

Consuelo Sandoval

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, exhortó ayer a los dirigentes de los partidos políticos a desistir de las campañas sucias que podrían estarse gestando con la clara intención de descalificar a sus adversarios para sacarlos de la competencia electoral en los comicios nacionales.
“Yo aprovecharía esta entrevista para hacer un llamado a los partidos políticos a que firmen un acuerdo político de cara al proceso electoral que debe consistir en que la campaña tiene que ser propositiva y no negativa, tratando de denigrar a los candidatos. De cara a las elecciones regionales, tenemos un reglamento de ética que contempla que la campaña electoral debe ser positiva y que no se deben recurrir a guerras sucias”, destacó.
Rivas evadió responder que las declaraciones del diputado liberal Wilfredo Navarro formen parte de una campaña sucia para desprestigiar al Frente Sandinista, al acusar a su dirigencia de estar financiando su campaña electoral con dinero proveniente del narcotráfico.
“Yo no quisiera juzgar las declaraciones del diputado Navarro, lo que quiero decir es que no contribuyen en nada, porque es una declaración en contra de un partido y mañana puede venir en sentido contrario, y entonces, en cualquier momento, van a comenzar a sacarse una serie de elementos que no van contribuir en nada en la campaña y que más bien van a tensionar la campaña electoral que no sería sana para Nicaragua que quiere fortalecer su proceso democrático”, argumentó.
CSE no indagará acusaciones
Desestimó que el CSE vaya a indagar la veracidad de las acusaciones de Navarro, alegando que de oficio no pueden iniciar investigaciones, por cuanto, adujo que el tema no está relacionado con ese Poder del Estado.
Propugnó porque los partidos políticos, organismos de observación electoral y el CSE trabajen coordinadamente con la Contraloría, en función de establecer mecanismos de control absoluto del financiamiento de los partidos políticos en la campaña electoral.
“Con esto quiero ser muy claro, no estoy ni dando margen a que se vaya pensar que alguno de los partidos esté o haya estado recibiendo dinero de fuentes ilícitas o haya estado tomando algunas actitudes que signifiquen buscar fondos para la campaña electoral, en esto soy extremadamente cuidadoso”, aclaró.Explicó que corresponde a los partidos políticos poner a disposición de la Contraloría y del Ministerio de Hacienda, sus cuentas provenientes alimentadas con ayuda del exterior, a fin de que la campaña electoral sea lo más transparente en materia de financiamiento.