Política

Contradicciones de cúpula PLC

* Ortega se defiende y dice que la Corte Suprema debe castigar a culpables * María Dolores Alemán afirma que se rompió el pacto

Las acusaciones del diputado Wilfredo Navarro contra la dirigencia del Frente Sandinista sobre el origen supuestamente ilícito del financiamiento para su campaña electoral, generó contradicciones internas en el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), mientras tanto, el secretario general del Frente Sandinista, Daniel Ortega, atribuyó tales aseveraciones a una venganza política.
La diputada y directiva del PLC, María Dolores Alemán, confesó que las declaraciones de Navarro fueron brindadas a título personal, pero que están respaldadas por el partido, pues, según dijo, constituyen la materialización de la ruptura del pacto libero-sandinista.
Mientras tanto, el presidente del PLC, Jorge Castillo, contradecía las afirmaciones de Alemán y aseguró que el tema de la sustracción de los 600 mil dólares de una cuenta bancaria de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), incautados a delincuentes, no ha sido abordado.
“Creo que él (Navarro) como diputado debe tener información y no es justo que se produzcan sustracciones de ese tipo, y por eso nosotros mañana (hoy) vamos a preguntarle a nuestros magistrados (liberales) qué pasa con eso”, expresó Castillo, quien anunció que su partido definirá hoy una posición oficial.
Alemán reconoció que esas declaraciones forman parte de la campaña sucia que ambos partidos desatarán durante el proceso electoral.
“Tanto al Frente como a nosotros nos interesa separarnos y vamos a sacarnos los trapos sucios mutuamente, porque las campañas políticas así son. Nuestras bases están molestas, porque dicen que ha habido una alianza con el FSLN, entonces, ahora se está rompiendo esa alianza ¡que sabíamos que iba a pasar!, sí, sabíamos que iba a pasar”, admitió.
Reitera acusación, “pero no puede probarla”
Confirmó que en su partido creen que el FSLN “robó los reales para financiar a su partido, creemos, a como dice Wilfredo, que de ellos sacan (liberan) los narcotraficantes para beneficiarse”.
No obstante, confesó que no posee pruebas para demostrar que el FSLN esté financiando su campaña política con fondos provenientes del narcotráfico.
“En el partido no creo que podamos hacerlo (probarlo), vos sabés que ellos (sandinistas) hacen las cosas y es difícil probarlo, que la gente sepa (que lo hacen) es diferente, pero probarlo así, no”, asintió.
La legisladora justificó la actuación de su tío en el Tribunal de Apelaciones de Masaya, Antonio Alemán, quien designó al abogado Benjamín Arriaza como juez ejecutor en la causa que se sigue a los narcotraficantes.
“Lo que mi tío hizo fue nombrar al juez ejecutar y que Carlos Mario Peña que se haya vendido a los sandinistas, nada tiene que ver con mi tío”, dijo Alemán.
El secretario nacional del PLC, Noel Ramírez, se declaró desinformado y dijo que no podía referirse al tema, porque no ha conversado con el doctor Navarro.
Ortega exige resolución judicial
Por su lado, el ex magistrado electoral Silvio Calderón estimó que este caso “es un campanazo que debe llegar hasta el Poder Electoral para que sus magistrados adopten las medidas reglamentarias.
Por su parte, Ortega atribuyó las declaraciones de Navarro a una venganza personal, porque no salió favorecido con la reciente resolución judicial de sobreseimiento por delitos electorales que liberó de responsabilidad a varios funcionarios gubernamentales.
“Hay que llegar a fondo en esa investigación, hay que recordar que está pendiente un informe de la CSJ, nosotros hemos sido claros en que se presente y se castigue a quienes cometieron el delito, lo demás sencillamente son palabras (de Navarro) que debería estar dedicado a trabajar en la Asamblea Nacional para sacar el aumento salarial a los maestros, trabajadores de la Salud y estar haciendo este tipo de acusaciones”, reaccionó Ortega.