Política

Presentan propuesta de observación electoral

* EyT e Ipade demandan eliminar requisitos que consideran “discriminatorios” con respecto a organismos internacionales * Solicitan acceso a padrón electoral, avances de cedulación y bases de datos de las JRV

Ética y Transparencia (EyT) y el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade) presentaron ayer ante las autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE) una propuesta de reglamento de observación electoral, en que proponen modificar varios artículos del reglamento utilizado en los comicios municipales de 2004.
En el escrito que presentaron ante el CSE, ambos organismos de observación nacional proponen que el reglamento sea válido para las elecciones regionales y nacionales a celebrarse en marzo y noviembre de 2006, respectivamente, partiendo de que ese reglamento sea emitido antes del 19 de diciembre de este año.
Solicitan que una vez notificada la propuesta ante el CSE, ese Poder del Estado defina en un término no mayor de 15 días calendario, obviando así el artículo cuatro del antiguo reglamento, que no establecía plazos para que el CSE aceptara o rechazara una solicitud de acreditación por parte de una institución.
Propusieron que se extienda la prohibición para ser observador nacional a aquellas personas que militan en partidos políticos, y no solo a directivos y candidatos, pues consideran un peligro potencial, tanto para el CSE como para los grupos de observación electoral nacional y extranjero, la actuación partidaria bajo el disfraz de observadores.
Las propuestas
Proponen que se elimine el requisito de certificado policial para acreditar observadores nacionales y sostienen que ese tipo de exigencia es discriminatoria para los observadores nacionales, ya que no se le requiere a los internacionales, y lo que es pero, tampoco al resto de las hasta ocho personas ubicadas en cargos sensibles de las Juntas Receptoras de Votos (JRV).
Incluyen entre las facilidades que haya una pronta respuesta a las solicitudes de acreditación, y dejan en claro que esta primera acreditación ocurre para la organización de observación, no para los observadores individuales de la misma.
Para la acreditación individual propusieron lo que ocurre en la práctica: que el CSE apruebe un diseño de credencial, que luego elabore para cada observador y someta a firma válida y de revisión del CSE, junto con todos los documentos pertinentes.
“En esta forma eliminamos el cobro por credencial del año pasado, asumiendo algo muy importante para la estructura de costos: la presentación y distribución de las credenciales individuales, a través de una unidad central del CSE y las instituciones observadoras”, detallan.
Respecto a las facilidades y prerrogativas de los observadores, proponen extender, como de hecho ocurre, el acceso a formas e instancias más allá de la anteriormente contemplada en la votación y escrutinio. También solicitan que tengan acceso al padrón electoral, a los avances de cedulación y bases de datos de la JRV.