Política

Convergencia insiste en cuotas

* “No sólo en lo referido a diputados, sino en las estructuras de gobierno”, manifiesta Luis Humberto Guzmán

Consuelo Sandoval

El miembro de la Convergencia Nacional, Luis Humberto Guzmán, se declaró confiado ayer en que sus aliados del Frente Sandinista (FSLN) les concederán una cuota de candidatos a cargos de elección popular, y para un eventual gabinete de gobierno, pero negó que ese reclamo provoque fricciones en esa alianza.
“El planteamiento es sencillo, los partidos no sandinistas de la Convergencia reclaman espacios, no solamente en lo referido a la lista de diputados, sino en las estructuras de gobierno que surjan ante la probabilidad de ganar la siguiente elección (2006). También hay una discusión sobre el programa de gobierno que debería decir el programa y la agenda legislativa para los próximos cinco años”, explicó.
Según el ex presidente del Parlamento, así como el FSLN permitió que candidatos de la Convergencia compitieran en los comicios municipales del año 2004, permitirá su reedición. “Lo que cabe es aplicar una política semejante para el próximo gobierno. No se ha discutido una cuota específica, pero se habla de participación en esos espacios de poder”, indicó.
Guzmán dijo estar convencido de que la Convergencia ganará las próximas elecciones presidenciales con la candidatura de Daniel Ortega, pese a las presiones del gobierno de Estados Unidos para que los partidos de derecha se unan en una coalición.
Los motivos del voto
“La sociedad nicaragüense viene cambiando, y hay que reconocer que en el curso de los últimos 15 años la situación política-social y económica de Nicaragua no ha mejorado. En estos 15 años, Nicaragua no ha recuperado el mejor Producto Interno Bruto (PIB) que tuvimos en los años 80. La crisis social provoca más migración que la provocada por la guerra de los años 80. El país tiene un millón de personas con hambre, según un informe de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)”, razonó.
Otro elemento que considera incidirá en la ciudadanía para votar por la Convergencia, es el injusto sistema tributario, el cual perjudica fundamentalmente a los pobres.
“Eso hace que las personas pobres paguen proporcionalmente más impuestos que los ricos, éste es un sistema social y económico injusto hacia los pobres, y si uno entiende que las elecciones son un asunto de conflicto de intereses, es de esperar que las personas pobres que han visto postergadas sus aspiraciones e intereses en la lucha política van a votar por partidos que representen esos intereses.
En la perspectiva de la Convergencia se representan esos intereses”, valoró Guzmán.
Desestimó que Ortega sea removido en su nominación presidencial, ante las presiones que ejerce el militante sandinista Alejandro Martínez Cuenca, quien pretende lograr elecciones primarias para competir por la postulación.