Política

Trivelli: “Nada con Alemán ni su cúpula”

* Desestima que un reo presida una convención y controle un partido de la dimensión del PLC * “Habrá otra persona que lejos de esa figura quiera recobrar la imagen perdida de ese partido político”, comenta

Sergio Aguirre

El embajador estadounidense Paul Trivelli, celebró que el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) realice elecciones primarias, pero advirtió que éstas deben realizarse con la participación de la mayoría de afiliados de esa organización, y sin la figura de Arnoldo Alemán, de quien dijo, no es posible que en su condición de procesado continúe presidiendo convenciones partidarias mediante videograbadoras.
El diplomático destacó la importancia de las primarias e insistió en que el mayor número de afiliados elijan al candidato presidencial y a los diputados. “Lo mejor es realizar unas elecciones primarias y no recurrir al famoso, y ya conocido, dedazo. Estas elecciones tienen que ser suficientemente abiertas, legítimas y sin ningún tipo de inhibición, que expresen la voluntad legítima de cada uno de los partidos”, afirmó.
Para el diplomático, en la convención celebrada en días pasados por el PLC, fue evidente el grado de control que ejerce Alemán en ese partido, y Estados Unidos “nunca verá con buenos ojos una candidatura presidencial de este señor, menos de alguno de su cúpula impuesto por su voluntad”.
“Algo bueno para el reo Arnoldo Alemán sería aprovechar estos momentos a favor de su partido político y apartarse de un solo, tanto del PLC como de la política misma. Eso abonaría a favor de Nicaragua, así como de su estabilidad política. No es posible que este señor siga controlando un partido e incidiendo en la vida de los nicaragüenses desde su condición de procesado”, criticó.
Contra inhibiciones
El diplomático insistió en la condición de reo de Alemán, y por lo tanto, no se explica cómo puede estar al frente de un partido político de la envergadura del PLC, y manifestó que mientras eso no cambie, no pueden esperar el apoyo del Gobierno estadounidense ni de la comunidad internacional.
“El PLC tiene fácilmente más de medio millón de miembros, y es lógico que habrá otra persona que lejos de la figura de Alemán quiera recobrar la imagen perdida de ese partido político, que querrá optar a la primera magistratura e incluso llegar a ser un verdadero, auténtico líder de ese partido político”, expresó Trivelli.
Añadió que para llevar a cabo un proceso democrático como las primarias, el Gobierno de Estados Unidos, a través de su embajada en Nicaragua, tiene un programa destinado a apoyar este ejercicio, siempre que sea promovido por partidos políticos democráticos, pero tienen que llenar requisitos como apertura, transparencia e igualdad de condiciones para todos.
Recalcó que no es saludable para la democracia que haya inhibiciones políticamente motivadas, o sea, para que una elección en el futuro tenga legitimidad no debe haber sombras que la empañen, y descartar candidatos por razones políticas podría ser uno de esos inconvenientes.