Política

“Meto las manos al fuego por Pineda”

* Reconoce mal manejo de la bancada del PLC y descarta que Montealegre haya ofrecido prebendas “quien diga eso es querer enlodar a un diputado valioso”, advierte

El primer vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, justificó ayer la deserción de Bladimir Pineda, quien pasó a integrar la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), de Eduardo Montealegre
Con esta deserción, se elevan a 12 los diputados que dejan las filas de la bancada del PLC, desde el año 2002 que tomaron posesión los actuales legisladores, y el sexto que se integra a la nueva bancada.
Pineda dijo estar decepcionado de la bancada del PLC, porque sus colegas de bancada le dieron la espalda a su solicitud de financiamiento para varios proyectos de su natal departamento Río San Juan, durante la aprobación del Presupuesto de 2006.
“Me molestó muchísimo y me sentí ofendido. Eso me motivó (a cambiar de bancada). En segundo lugar, he platicado con pobladores de las comunidades de Río San Juan, los que piden que se deje postular a todos los candidatos (presidenciales), y creo que Eduardo Montealegre es una opción para Nicaragua”, comentó.
Descarta cañonazos
Navarro catalogó de malentendido lo ocurrido con Pineda, y admitió que la dirigencia no fue capaz de manejar esa situación, no obstante, desestimó que la bancada del PLC se esté desmoronando. “Debemos tomar mayor contacto con nuestros diputados, y acompañarlos para que no resuelvan sus problemas solos. Creo que cada diputado debe estar claro que tiene que mantener la disciplina y cercanía con su partido si quiere reelegirse”, comentó.
La diputada María Auxiliadora Alemán sugirió que la salida de Pineda obedece a prebendas ofrecidas por Montealegre, opinión que no comparte Navarro, quien considera que se debe a problemas mal manejados por la dirigencia del PLC.
“No. No hubo dinero de por medio ni prebendas, y quien diga eso es querer enlodar a un diputado valioso. Conozco a Bladimir, y sé que es un muchacho honrado, decente, honesto, un soñador, muy dedicado a su departamento. Meto las manos al fuego por él, no creo que haya nada de dinero, sino incomodidad con algunas cuestiones de la bancada. Él tomó su decisión y se la respeto, pero creo que fue equivocada”, dijo Navarro.
En enero de 2002, integraban la bancada del PLC 53 diputados. La primera escisión se produjo con el abandono de cuatro diputados de Camino Cristiano (CCN) que conformaron su propia estructura parlamentaria; posteriormente se separaron siete legisladores que conformaron la bancada Azul y Blanco.