Política

Presidentes suscriben “Tratado de Detención y Extradición Simplificada”

* Bolaños descarta que se pretenda aplicar a Arnoldo Alemán y recuerda que no tiene sentencia firma * Tema energético fue ampliamente abordado por mandatarios de la región

Lester Juarez

Leon
Las expectativas generadas con la participación de México, en la XXVII Cumbre de presidentes del Sistema de Integración Centroamérica (SICA), para invertir en la construcción de una generadora eléctrica en la región, no rindió los frutos esperados, pues solamente acordaron conformar un equipo técnico que estudiará la factibilidad de ese proyecto.
Fernando Canales, ministro de Energía de México, dijo que los primeros resultados serán expuestos a los mandatarios la próxima semana en Medellín, Colombia, y culminará durante la próxima cumbre de mandatario, a celebrarse el 12 y 13 de diciembre, en Cancún, México aunque recalcó que su país invertirá en la construcción de una refinería para procesar petróleo y sus derivados, así como una planta generadora de energía que utilice desechos de refinerías.
El primer país interesado en adjudicarse ese megaproyecto fue Panamá. El presidente Martín Torrijos dijo que con el apoyo de México podrá instalar una red de interconexión en toda la región y confió que esa decisión no creará roces con el acuerdo denominado Petrocaribe que impulsa el presidente venezolano Hugo Chávez.
Idea entusiasma a Torrijos
“Todas las iniciativas de cooperación en materia energética son bienvenidas. No existen diferencias de ningún tipo en esfuerzo que hagamos Centroamérica, México y Venezuela, en la búsqueda de solución a problemas energéticos del continente”, reiteró.
Torrijos agregó que Panamá puede ser la plataforma de la generación y distribución de energía para el resto del continente, porque cuentan con 60 kilómetros de acceso al mar, tanto en el Caribe como en el Pacífico, que les permite la interconexión desde Colombia hasta México, así como la posibilidad de construir un gaseoducto.
No obstante, el ministro de México desestimó que su país esté interesado en competir con Venezuela, porque ambos países son consignatarios del Pacto de San José y el único interés de su gobierno es complementar los esfuerzos de los países centroamericanos, República Dominicana, Colombia y Venezuela.
Ricardo Maduro, presidente de Honduras, señaló que la iniciativa que impulsa México será de provecho para los países centroamericanos, aunque su nación ha suscrito 26 decretos con empresas nacionales, en que establecen la explotación de energía renovable a mediano y largo plazo, sin embargo no han sido implementados.
“Los centroamericanos seremos beneficiados con la interconexión, porque tendremos acceso a diferentes tipos de generación de energía, y como lo mencionaba el ministro de Energía de México, esto es favorable y necesario para mantener un equilibrio de los diferentes tipos de generación y tendremos la posibilidad de generar competencia real en cuanto a los costos de producción. Será de beneficio para todos”, enfatizó.
Otros acuerdos
Los representantes y jefes de Estados centroamericanos, concluyeron ayer, en León, la XXVII Cumbre Regional, con la suscripción de dos Tratados Centroamericanos, recuperación y devolución de vehículos hurtados, robados, apropiados o retenidos ilícitamente, y de detención y extradición simplificada.
El presidente panameño, Martín Torrijos, quien asume la Presidencia Pro Témpore del SICA, optó por no firmar este último, debido a razones que no explicó.
El presidente Enrique Bolaños descartó que este acuerdo tenga un alcance sobre Arnoldo Alemán, procesado por delitos de lavado y encausado por la justicia panameña, porque considera que mientras una persona sea sospechosa, y no tenga sentencia firme, no puede ser extraditado.
En este aspecto, el documento establece la finalidad de erradicar la impunidad, permitiendo que los pendientes de captura, procesados o condenados, que se refugien en territorios de otros países, sean detenidos, facilitando la entrega inmediata. No obstante, sólo funciona en casos pendientes de captura.
Además, los jefes de Estado suscribieron un Tratado en materia de transferencia de armas, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, así como una intención de acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).