Política

Acuerdo regional de Extradición

Caso Canda provoca comentarios del canciller tico sobre sus conciudadanos “nico-fóbicos”, mientras 200 médicos reclaman a Bolaños aumento salarial, en las inmediaciones de cumbre regional

Lester Juarez

Los representantes y jefes de estados centroamericanos concluyeron esta tarde en León, Nicaragua, una Cumbre Regional, en la que asumieron compromisos en temas de comercio y seguridad, aunque este último no contó con el respaldo de Panamá.

Entre los documentos asumidos, los mandatarios firmaron el Tratado centroamericano para la orden de detención y extradición simplificada, pero el presidente panameño Martín Torrijos, quien el próximo año asumirá la Presidencia Pro-témpore de la Integración, optó por no firmarlo, debido a razones no explicadas todavía.

Pese a ello, el presidente nicaragüense, Enrique Bolaños, descartó que este acuerdo tenga un alcance sobre el ex presidente Arnoldo Alemán, actualmente procesado por delitos de lavado, encausado por la justicia panameña.

“Este documento tiene como finalidad erradicar la impunidad, permitiendo que los pendientes de captura, procesados o condenados, que se refugien en territorios de otros países, sean detenidos, facilitando la entrega inmediata. Pero sólo funciona para los pendientes de captura. Sobre el ex presidente Alemán no pende ninguna condena”, señaló.

Al mismo tiempo, los jefes de Estado firmaron un convenio regional sobre la devolución de vehículos robados o retenidos ilícitamente, un tratado centroamericano en materia de transferencia de armas, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, y finalmente, una intención de acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

Canda y médicos inciden

Pese a la cordialidad regional, el conflicto bilateral entre Costa Rica y Nicaragua, agudizado tras la muerte del inmigrante ilegal Natividad Canda, producto del ataque de perros en San José, dominó la intervención de los representantes.

Roberto Tovar, Canciller de Costa Rica, repudió los chistes que algunos de sus conciudadanos hacen contra los nicaragüenses inmigrantes.

“Yo quiero aprovechar, aquí en Nicaragua, para decir que deploro, rechazo y repudio esos mal llamados chistes, y lo digo porque nadie debe gozar del dolor ajeno,y quien lo haga es porque tiene su escala de valor trastornada”.

En las afueras del local de la cumbre, unos 200 médicos se concentraron para reclamar a Bolaños aumento salarial, luego que el Presupuesto General para 2006, aprobado la semana pasada, derrotó los planteamientos del gremio.