Política

FMI presiona para reformar ley que no está vigente


Edgard Barberena

Como “manada de burros” calificó ayer el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez a los tecnócratas del Fondo Monetario Internacional (FMI), quienes empujan al Gobierno a reformar el Código Tributario, norma que a pesar de haber sido aprobada, aún no ha entrado en vigencia por el “vacatio legis” que establecieron los legisladores.
Gutiérrez invitó al FMI a leer el artículo 226 del Código, donde se señala la fecha que entrará en vigencia, y les recordó que según el Código Civil de Nicaragua, una ley puede modificarse hasta que es puesta en vigencia.
Asegura que estas reformas corresponden a una imposición del FMI, y recordó que todas las bancadas aprobaron el Código, en consenso pleno entre sí y con los actores económicos y el Gobierno central. “Ahora viene el FMI, en una acción de soberbia, a decir que el Código no sirve. Este tipo de imposiciones deberían ser consideradas como un abuso por todos los nicaragüenses y una falta de respeto a la soberanía del país”, exclamó.
Las pretensiones
El Código, aprobado por el Parlamento el pasado 23 de noviembre, establece en el artículo 226, que entrará en vigencia seis meses después de su publicación en La Gaceta.
“¿En qué cabeza cabe que se va a presentar una reforma a un Código que jurídicamente no existe? ¿Es una brutalidad o qué están haciendo los técnicos del Gobierno y el FMI?”, se preguntó Gutiérrez.
Explicó que las reformas pretenden modificar un ar-tículo que da garantías al ciudadano de que toda la información que el Fisco recabe sobre un contribuyente será de irrestricto acceso a los dueños de esa información. “Tenemos un derecho constitucional de saber la información que el Estado recoge sobre el ciudadano, porque si no sería terrorismo fiscal, pero ellos (Gobierno y FMI) dicen que no”, observó.
Otro elemento que pretenden cambiar en el Código, es el referido al ofrecimiento de garantías. “Plantean que para que un contribuyente pueda pelear al Fisco, tiene que poner bienes en garantías, suficientes para defenderse. Lo que están haciendo es que las garantías que contiene el Código solamente sean aplicables para los grandotes y no los pequeños contribuyentes, y dejar por fuera a los pequeños comerciantes”, reprochó.