Política

Aprueban congelamiento a transferencia municipal


Edgard Barberena

Las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) y Azul y Blanco, junto a legisladores de Camino Cristiano (CCN) aprobaron ayer que se congele en un 6% las transferencias municipales de las 153 alcaldías del país, para el año 2006, con un incremento anual del 1% hasta 2010.
La decisión la adoptaron 46 diputados liberales y sus aliados, quienes refutaron un dictamen que rechazaba la iniciativa gubernamental.
Una vez rechazado ese dictamen, fue puesto al debate el proyecto del Ejecutivo. El jefe de la bancada Azul y Blanco, Miguel López, presentó una nueva redacción al articulado, el cual resultó aprobado con el voto de 47 diputados antisandinistas.
La moción modificó el artículo cinco de la Ley de Transferencias Municipales, el que establece: “Crease una partida en el Presupuesto General de la República, denominada transferencia municipal, cuyos recursos se calcularán en un porcentaje de los ingresos tributarios establecidos en la ley anual del Presupuesto”.
“Este porcentaje será del 6% para el año 2006, y a partir del año 2007 se incrementará en un 1%, hasta alcanzar el 10% en el año 2010, siempre y cuando se produzcan las reformas al marco legal vinculadas a competencias y transferencias, el 10 por ciento deberá ser alcanzado con anterioridad al año 2010”, indica.
Alcaldías luchan contra pobreza
El sandinista Rigoberto Sampson, propuso que se estableciera un 6% en transferencias para 2006, que se incrementaría de plano al 10% en el año 2007, sin embargo, la moción no alcanzó los votos requeridos. En el Plenario no estaban los 38 diputados sandinistas.
Durante los debates, los legisladores del FSLN fustigaron la imposición del FMI al gobierno de Enrique Bolaños, para congelar las transferencias municipales, que al concluir este año, será de unos 900 millones de córdobas. Cabe recordar que el FSLN controla 87 de las 153 alcaldías del país, y 66 los liberales.
Augusto Valle, de ALN-PC, respaldó la propuesta gubernamental, porque a su juicio, descentraliza las funciones de las comunas, en las que aseguró, hay muchos supernumerarios.
Bayardo Arce, de la bancada sandinista, resaltó el trabajo de la Comisión Económica, que actuó en consecuencia con los gobiernos municipales, los que aseguró, son más productivos que las instituciones gubernamentales.
El presidente de la Comisión Económica recordó cómo hace muchos años comenzaron a transferir a los municipios una partida presupuestaria del 1%, antes de que se aprobara la Ley de Transferencias, que define porcentajes, “después valoramos que los alcaldes eran más eficientes que el Gobierno central, y por eso les dimos en la ley un 10% de las transferencias a partir de 2007”, recordó.
Arce aseguró que el argumento del FMI --a quienes calificó de tecnócratas e ignorantes-- es que las transferencias afectan los recursos de lucha contra la pobreza, “por eso les dije: ‘¿Creen que el dinero lo toman las alcaldías para jugar en los casinos o hacer jardines ornamentales?, lo que hacen las alcaldías es luchar más efectivamente contra la pobreza’”, sentenció.