Política

Febril cabildeo por directiva de Asamblea

* ALN-PC mantiene rechazo a candidatura de Quiñónez

La disputa entre liberales y sandinistas, surgida con la violación al acuerdo de alternabilidad en la presidencia del Parlamento, podría ser aprovechada por las bancadas minoritarias para negociar la conformación de la Junta Directiva de 2006, que esperan sea desde consenso e integrada por representantes de todos los grupos parlamentarios.
Las bancadas Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC) y la Azul y Blanco, además de los dos diputados de Camino Cristiano (CCN), todavía no fijan una sola posición respecto a la próxima directiva que debe elegirse el 9 de enero de 2006.
Jamileth Bonilla, de ALN, dijo que los seis diputados de esa bancada no votarán por la reelección de René Núñez, saliendo al paso a señalamientos de un supuesto pacto con el Frente Sandinista (FSLN), porque permitió modificar el antiguo nombre de Movimiento de Salvación Liberal (MSL).
Aseguró que tampoco respaldarán a su ex correligionario, Enrique Quiñónez, por su abierto respaldo a la amnistía para Arnoldo Alemán. “Personalmente no apoyo a Enrique. El presidente del Parlamento debe ser una persona que concilie y no use un lenguaje confrontativo, que inicie los pleitos por haberse seleccionado a una persona que no tiene la cualidad de poder conciliar, unir, y que tiene un lenguaje que no permita esa pacificación dentro del Parlamento”, razonó.
Coincidió con sus colegas de la bancada Azul y Blanco y diputados de CCN, Miguel López y Delia Arellano, en que el presidente deber ser electo entre los diputados de la fenecida Alianza Liberal, que ganó los comicios del año 2001.
Vetan a Wilfredo Navarro
López opinó que la elección del presidente “tiene que ser de consenso”, aunque dijo que no necesariamente vetan a Núñez. “Parece que esta aparente ruptura polariza las posiciones entre los dos grandes bloques (PLC y FSLN). Hay que ver la opción que le puede dar un mejor desempeño a la Asamblea, es un año electoral y no quisiéramos que se traslade la contienda electoral al Parlamento”, confió.
El primer vicepresidente del Parlamento, Wilfredo Navarro, insistió en que el PLC mantendrá la candidatura de Quiñónez, y advirtió que en caso contrario, los liberales romperán su compromiso en los otros poderes del Estado.
René Núñez confirmó que su bancada aún no ha iniciado negociaciones con las demás fuerzas políticas, y reiteró que no existe un acuerdo de alternabilidad con el PLC. Dijo que los cargos en la directiva dependerán de la correlación de fuerzas, y agregó que “de acuerdo a la proporcionalidad electoral que obtuvo cada partido en las pasadas elecciones, les corresponde tres directivos al FSLN, tres al PLC y uno a las bancadas minoritarias”.
Extraoficialmente se conoció que Wilfredo Navarro quedó excluido de la próxima directiva, pues Arnoldo Alemán designó a Quiñónez, María Auxiliadora Alemán, Eduardo Mena y María Haydee Osuna para ocupar los cargos directivos del Parlamento.