Política

Padrón Electoral con 30 por ciento de muertos


Consuelo Sandoval

Existe confusión en la mayoría de los representantes de los partidos políticos acerca de a quién le corresponde organizar y practicar una auditoría al Padrón Electoral que permita su depuración y evite distorsiones en los resultados de las votaciones y el porcentaje del abstencionismo.
Para el primer vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, institucionalmente atañe al Consejo Supremo Electoral (CSE) dirigir la auditoría al Padrón Electoral.
“El gran problema es que en el CSE a veces se hacen algunas manipulaciones que no corresponden con la realidad, y por eso aparte de las evaluaciones y las revisiones que nosotros hacemos, se impone la auditoría, máxime que se ha demostrado que el Padrón que maneja el CSE no tiene las depuraciones y contiene una serie de inconsistencias, y es prioridad la verificación y la auditoría, y la tiene que hacer el CSE”, dijo Navarro.
El directivo sandinista José Figueroa estima todo lo contrario y asegura que compete a los partidos políticos la depuración del Padrón Electoral para que el universo de los votantes esté alterado por la inclusión de los fallecidos, los detenidos, ciudadanos residentes en el extranjero y muchos que no reportan el cambio de su domicilio.
Tardencilla: “Control cruzado”
“La depuración la hacen los partidos, los cuales reciben un anteproyecto del CSE, y cada partido a través de su tendido electoral territorial verifica si las personas residen en determinado domicilio y se confirma si es así. Si otro ciudadano falleció, se saca en una lista aparte, y luego cada partido político hace su propuesta al CSE para depurar el Padrón”, comentó Figueroa.
Por su parte, el presidente de Alternativa Cristiana, Orlando Tardencilla, observó con mucha preocupación que no hayan tenido respuesta del CSE para que se practique la auditoría integral al Padrón Electoral para eliminar aproximadamente el 30 por ciento de personas muertas que sus familiares no las reportaron como tales ante el Registro Civil.
“Nos llama poderosamente la atención que el CSE aún no inicia los trabajos administrativos para empezar la depuración y la auditoría de este Padrón, nos preocupa enormemente que hayan centenares de miles de nicaragüenses que hace años están muertos y siguen apareciendo. Perfectamente se puede hacer un control cruzado entre la situación registral de los municipios y departamentos con el registro central”, sugirió.
Tardencilla criticó al CSE porque según él, desarticuló las oficinas municipales de cedulación y por esa razón, muchos ciudadanos podrían quedar excluidos del Padrón Electoral y para ejercer su derecho al sufragio universal.
250 mil ciudadanos afectados por “Ratón Loco”
En tanto, el presidente de la Alianza por la República (APRE), Miguel López, demandó del CSE que inicie una depuración seria del Padrón, para eliminar a los fallecidos, incluir a los nuevos cedulados y reubique a todas las 250 mil personas que según sus cálculos fueron reubicados de su circunscripción en los comicios municipales de 2004 por el síndrome del “Ratón Loco”.
López también exigió al CSE que impulse un nuevo formato de la cédula que contenga más medidas de seguridad, y propuso la creación de un nuevo organismo independiente del Poder Electoral para que se encargue de administrar las cédulas de identidad.
“Yo propuse elaborar una iniciativa de ley que extraiga el proceso de cedulación del ámbito del CSE, porque la función de la cédula no es exclusivamente de carácter electoral, es una de las funciones, por tanto debería de hacer un órgano independiente que pueda dedicarse exclusivamente a la implementación del proceso de cedulación”, recomendó.