Política

Casi siempre resuelven “un pedacito para cada uno”

* Culpa a gobiernos y clase política nicaragüense por abandonar la zona del río San Juan

Sergio Aguirre

El ex canciller Emilio Álvarez Montalbán dijo que si bien los tratados internacionales establecen que Nicaragua tiene sumo imperio y soberanía sobre el río San Juan, el olvido en que los gobiernos y la clase política del país han sometido esa zona, alienta las pretensiones de Costa Rica por apropiarse del río.
Lamentó que hasta ahora no exista ningún control, cuidado o interés sobre ese patrimonio, por lo cual, la región se mantiene en el subdesarrollo, los padres de familia y sus hijos prefieren cruzarse el río para acudir a escuelas costarricense.
“Hay descuido, negligencia y abandono en todo ese territorio. Es fácil echarle la culpa al otro, pero la culpa es mía como nación, como gobierno, por descuidar lo mío”, comentó.
Observó que Costa Rica vive enamorado de la idea de que el río San Juan sea patrimonio de esa nación, a pesar que el Tratado Jerez-Cañas y el Laudo de Cleveland reconocen que Nicaragua posee su dominio y sumo imperio. Dijo que la navegación armada constituye una lesión a la soberanía de Nicaragua, pero a su criterio, si las autoridades costarricenses piden permiso para cambiar de guardia es factible que sus homólogas nicaragüenses les otorguen esa autorización.
Los migrantes nicas
Comentó que todo país que tiene diferencias en su desarrollo, afronta problemas de inmigración, como pasa en Estados Unidos con México. “Lo mismo Nicaragua con Costa Rica, así como Alemania con los países vecinos subdesarrollados, por eso es lógico que existan tensiones”, dijo en referencia a miles de nicas que residen en el vecino país.
“Sin embargo son migraciones que benefician al país más desarrollado, porque obtienen mano de obra más barata. Costa Rica no pudiera sobrevivir con una clase media que no le gusta ir al campo a recolectar café, necesitan gente de Nicaragua que se contenta con menos. Si Estados Unidos no tuviera la mano de obra mexicana para levantar las cosechas de tomates y granos básicos no pudiera funcionar a como lo hace”, resaltó.
Sobre las posibilidades de que Nicaragua gane un juicio en La Haya, ante la demanda de los ticos, dijo que usualmente este tipo de querella dura mucho tiempo y casi siempre en estos juicios se resuelve dando “un pedacito a uno y otro pedacito a otro”, lo que sería peligroso para nuestro país, pues a Nicaragua no puede quitársele el dominio y sumo imperio sobre el río San Juan, pues los tratados internacionales deben cumplirse a cabalidad.