Política

Apatía en elecciones de la Costa Caribe

* En Punta Gorda (RAAS) el padrón electoral “creció” de 500 a 3,000 inscritos * Apatía en ese proceso presagia eventual abstencionismo en elecciones de marzo próximo

Costa Caribe
Las autoridades del Consejo Supremo Electoral (CSE) confirmaron irregularidades en el proceso de Verificación Ciudadana en el proceso electoral en la Costa Caribe nicaragüense, durante el segundo día de visita a la zona. Ayer detectaron que en el municipio de Punta Gorda, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), el padrón electoral “creció” de 500 inscritos a 3,000.
La mayoría de los ciudadanos que solicitaron ser incluidos en el padrón electoral de Punta Gorda pertenecen a Nueva Guinea, Chontales. Algo similar comprobaron los magistrados electorales en las comunidades de
Yaoyas, Mongallo y Coperna, municipios de Siuna, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), donde pobladores de Río Blanco, Matiguás y Muy Muy, del departamento de Matagalpa, solicitaron ser incluidos en el padrón electoral.
Roberto Rivas, Presidente del CSE, aseguró que investigarán el caso de Siuna, pues en las pasadas elecciones municipales estos ciudadanos votaron en ese mismo lugar. Dijo que tratarán de detectar lo ocurrido en sus respectivos municipios de origen, y advirtió que corren el riesgo de ser procesados por delitos electorales.
Revisarán cada caso
Rivas anotó que en el caso de Punta Gorda analizan el fenómeno que consideran “muy particular”, porque puede estar relacionado a la migración poblacional del campo a la ciudad, o bien por la cercanía de la zona donde se ubica la frontera territorial entre la RAAS y
Chontales.
Una de las quejas de los miembros de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) fue la falta de material para incluir nuevos ciudadanos, sin embargo, Rivas aseguró que ayer mismo enviaron la papelería requerida.
El magistrado liberal Luis Benavides observó que los ciudadanos que sean incluidos en el padrón electoral tendrán que votar en la circunscripción donde se inscriban, en el caso de Punta Gorda, y que es responsabilidad de los partidos y la ciudadanía decidir dónde prefieren votar, aunque aceptó que cualquier traslado masivo de los distintos departamentos pone en peligro la depuración del padrón.
Hasta ayer, el proceso de Verificación marchaba lento. En algunas zonas como Sandy Bay, el 30% de los 667 inscritos oficialmente habían asistidos a sus respectivas circunscripciones. Un dato curioso fue la ausencia de observadores nacionales e internacionales, aunque Ética y Transparencia y un organismo indígena asistieron a Bilwi. Los magistrados dijeron esperar que este fin de semana la población caribeña se vuelque a sus JRV.
Protagonismo del Pacífico
La Policía Nacional prohibió la venta y consumo de licor en Las Minas, para asegurar la tranquilidad en la Verificación Electoral que se lleva a cabo en siete municipios de la RAAN y ocho de la RAAS. Además, prohibió la portación de armas de fuego, corto punzantes y explosivos, medida que estaría vigente hasta mañana domingo 27 de noviembre, cuando concluya ese proceso.
La disposición policial obedece a los planes de seguridad para garantizar que los habitantes en las regiones autónomas puedan verificarse en paz, según el vocero policial en Las Minas, teniente Fidel Roque.
Aunque es notoria la poca concurrencia de ciudadanos a las Juntas de Verificación Electoral, porque después de tres días de jornada en algunas Juntas de 300 o más inscritos en el Padrón Electoral sólo habían acudido entre ocho y diez ciudadanos.
Ese desinterés podría ser un indicativo de apatía al proceso electoral regional, previsto para el cinco de marzo de 2006. En la Costa Caribe es evidente que el ambiente electoral está totalmente apagado. Los aspirantes a miembros del Consejo aún no se apropian de sus propias elecciones y todo parece indicar que una vez más los directivos nacionales de partidos políticos despojarán del protagonismo a los caribeños.