Política

Defensa de Alemán insiste en ilegalidad


Ismael López

María Fernanda Flores, esposa de Arnoldo Alemán, dijo ayer que la audiencia preliminar que por el delito de lavado de dinero se efectuaría el pasado miércoles en Panamá, fue suspendida por falta de pruebas que vinculen a su esposo con la transacción de millones de dólares del erario nicaragüense a cuentas panameñas.
La juez Geneva Aguilar de Ladrón la reprogramó para el próximo 30 de marzo, en vista de que la defensa de Alemán y de su suegro, José Flores Lovo, se declaró incapacitada para asistir.
Sin embargo, Flores aseguró que la suspensión no obedeció a la ausencia de sus abogados, sino para darle tiempo a la Fiscalía Anticorrupción para que presente más prueba, pues según ella, las leyes panameñas establecen que una audiencia se posterga como mínimo 15 días y máximo 30.
Aguilar de Ladrón argumentó la reprogramación advirtiendo que la defensa a nombrar de oficio tendrá que leer el voluminoso expediente, y de volver a enfermarse, la audiencia no será suspendida.
Flores, que también es señalada por la Fiscalía panameña de haber participado en el lavado de dinero, dijo que su esposo no aparece vinculado con las cuentas y sociedades anónimas, que según un estudio de la Unidad de Análisis Financiero (UAF), se usaron para lavar más de 74 millones de dólares.
Dijo que ella sólo aparece en unas sociedades anónimas y que tenía solamente 10 mil dólares. Expresó que de los fondos de la Fundación Democrática Nicaragüense (FDN), otra sociedad anónima relacionada a la familia Alemán, se pagaban los sobresueldos del presidente Enrique Bolaños cuando era vicemandatario con Alemán.
Mauricio Martínez, abogado de Alemán en Nicaragua, continuó diciendo que la audiencia fue suspendida porque la Fiscalía panameña no tenía pruebas. Dijo que el 30 de marzo próximo continuarán alegando la supuesta inmunidad centroamericana de su representado y los supuestos vicios en el proceso, al haber sido notificado por medio de edictos, cuando su domicilio es conocido.