Política

Nada definido sobre última directiva

* Wilfredo Navarro advierte inestabilidad política por incumplimiento sandinista al acuerdo de alternabilidad

A escasos 22 días que expire la presente legislatura, ninguna de las bancadas mayoritarias cuenta con los 47 votos necesarios para establecer el quórum en la Asamblea Nacional y elegir por votación absoluta a los siete miembros de la Junta Directiva del año 2006.
El presidente del Legislativo, René Núñez, reiteró que no está interesado en reelegirse en el cargo, aunque aclaró que de ser nominado por su partido, acatará esa disposición.
“Si me preguntan como individuo, no tengo interés en la reelección. Si me preguntan como miembro del partido, vamos a examinar la conveniencia o no de asumir otra vez la presidencia”, dijo Núñez, quien desestimó que eso viole el acuerdo de alternabilidad invocado por el PLC.
Núñez cuenta con 39 votos que favorecen su reelección: 38 sandinistas y Jaime Morales, de la bancada Azul y Blanco, quien lo calificó como “presidente eficaz, ponderado y productivo”. Su compañero de bancada, Orlando Tardencilla, estimó que el presidente del Legislativo debe surgir de las fuerzas parlamentarias independientes del PLC y FSLN, argumentando que 2006 será un año electoral, clave para que haya un período tranquilo de transición para el próximo gobierno.
Inestabilidad política
El jefe de la bancada liberal, Enrique Quiñónez, quien aspira al cargo, alardeó que cuenta con el respaldo de Arnoldo Alemán y que su bancada cuenta con 42 votos de los 47 requeridos para alcanzar el puesto, aunque reconoció que le falta conquistar el voto de cinco de sus colegas.
Quiñónez despotricó contra el secretario general del FSLN, Daniel Ortega, quien aseguró que los 38 legisladores no van a respaldarlo, “ni se me ha ocurrido pedirle el voto al FSLN. Hubiera preferido no aspirar a la presidencia si dependiera del voto sandinista. Para mí es una satisfacción y no sabe el apoyo que me está dando Ortega negándome el voto”, exclamó Quiñónez.
El vicepresidente del Parlamento, Wilfredo Navarro, advirtió que si los sandinistas incumplen con el acuerdo de alternabilidad, crearán inestabilidad política y los estarían empujando a negociar con otras fuerzas parlamentarias.
La jefa de la bancada de Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), María Eugenia Sequeira, rechazó de plano la candidatura de Quiñónez y ponderó la labor de Núñez, dejando en claro que aún no tienen una posición definida. “No queremos un presidente que traiga revuelos o alteraciones a un proceso legislativo”, expresó en clara alusión a Quiñónez. Los diputados Miguel López, Jorge Matamoros y Guillermo Osorno aseguran que aún no tienen definida su posición, aunque López y Osorno elogiaron la gestión de Núñez.