Política

Disputa legislativa por Ley de Armas


Consuelo Sandoval

Diputados liberales y sandinistas se enfrentarán nuevamente en la Asamblea Nacional por la reforma a la Ley de Armas, que pretende disminuir el número de votos requeridos para autorizar la destrucción de 651 misiles SAM-7.
A comienzos del año, en el marco de la disputa entre los poderes Legislativo y Ejecutivo, la Asamblea Nacional aprobó por amplia mayoría la primera enmienda a la Ley de Armas, estableciendo el voto calificado de 56 diputados, para ordenar la destrucción del armamento, eliminando esa facultad que poseía el Poder Ejecutivo.
Sin embargo, los mismos liberales que respaldaron esa enmienda, retrocedieron y ahora elaboraron un dictamen de mayoría para aprobar una nueva reforma a la Ley de Armas que les permitiría reducir el número de votos requeridos para ordenar la destrucción.
“Hay un acuerdo de las bancadas (excepto la sandinista) para que cuando se apruebe el Presupuesto, procederemos a la aprobación de la reforma a la Ley de Armas e inmediatamente después que entre en vigor, el Gobierno podrá ordenar la destrucción de los misiles”, manifestó el primer vicepresidente del Parlamento, Wilfredo Navarro.
Por su parte, el secretario ejecutivo de la bancada sandinista, José Figueroa, advirtió que se opondrán rotundamente a la destrucción de los cohetes, sobre todo porque el país quedará desarmado en momentos en que enfrenta varios diferendos con países vecinos.
“Quienes han estado interesados en empujar ese tema para congraciarse con los gobernantes norteamericanos han sido otros, nosotros consideramos que en esta coyuntura donde hay conflictos territoriales con Costa Rica, Honduras y Colombia, destruir unilateralmente el armamento defensivo de Nicaragua sería atentar contra la soberanía nacional y por tal razón, nos hemos opuesto categóricamente a que se destruya fuera del marco del balance razonable de fuerza”, advirtió Figueroa.
Ejecutivo a la espera
El ministro de Defensa, Avil Ramírez, confirmó que el Gobierno está a la espera de que la Asamblea Nacional apruebe la reforma a la Ley de Armas, y negó que la destrucción de 651 misiles tierra aire-SAM-7, obedezca a presiones norteamericanas.
En ese sentido, Ramírez recordó que recientemente Estados Unidos reanudó el apoyo al Ejército para que sus efectivos se capaciten en la prestigiosa academia castrense West Point, y precisamente ayer otorgó una donación de dos millones de córdobas en equipo computarizado sin condicionamientos.