Política

“EmbUSA facilita cosas a Ortega”

* Noel Ramírez evalúa desempeño de delegación diplomática ante próximas elecciones presidenciales

Edgard Barberena

El secretario nacional del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PLC, Noel Ramírez, aseguró ayer que si la embajada norteamericana sigue en su afán de destruir a Arnoldo Alemán, hasta sacarlo del partido, “las posibilidades de que el comandante (Daniel) Ortega sea el próximo presidente de Nicaragua son muy altas”.
“Si por otro lado la Embajada de Estados Unidos juega un papel como cualquier otra embajada (de las acreditadas en Nicaragua) y deja que el PLC se desarrolle y se maneje de acuerdo con sus principios, creo que el partido Liberal tiene seguro el triunfo con sus aliados en las próximas elecciones presidenciales”, aseguró durante una alocución televisiva.
Recordó que las estrategias que se han querido seguir para eliminar políticamente a Arnoldo Alemán, han sido encarcelarlo, creyendo que tres meses después el PLC se iba apartar de Alemán y se iba a someter al Ejecutivo. “Esa estrategia de decapitar al partido no funcionó”.
Después se creó otra estrategia que fue vaciar al PLC, creando una alternativa al partido liberal y esa estrategia también fracasó, “pero si la posición de ciertos funcionarios de la embajada americana continúa estando guiada y la prioridad sea eliminar políticamente a Arnoldo Alemán, las posibilidades de que el comandante Ortega sea el próximo presidente de Nicaragua son muy altas”.
Ramírez dijo que ayer escuchó unas declaraciones de Thomas A. Shannon, el funcionario nombrado por el presidente George W. Bush como nuevo jefe de Asuntos Latinoamericanos del Departamento de Estado, quien habría asegurado que EU trabajará con quien resulte electo nuevo presidente de Nicaragua.
Esas afirmaciones del diplomático norteamericano, llevaron a Ramírez a señalar que hay voces disidentes dentro del mismo Departamento de Estado norteamericano y algunos funcionarios de la embajada americana en Managua.
“Pero he llegado a concluir que aquí lo fundamental es que tengamos un proceso electoral legítimo a los ojos del pueblo nicaragüense, y para eso es importante que no se produzcan inhibiciones de precandidatos presidenciales, ni directa e indirectamente, es decir ni por resoluciones del estado nicaragüense, ni por mensajes, opiniones o acciones de países amigos de Nicaragua”, resaltó.