Política

Convergencia aspira a ocupar curules

* “Vamos a tener mayoría en la Asamblea Nacional para legislar y hacer leyes verdaderas y justas a favor de la mayoría”, manifiesta Daniel Ortega Reyes

Esteban Solís

Alentados por los resultados en las elecciones municipales de 2004, organizaciones de la Convergencia Nacional, los aliados del Frente Sandinista (FSLN), reclaman al menos siete escaños en la Asamblea Nacional para los comicios generales del próximo año.
Daniel Ortega Reyes, presidente del Movimiento de Unidad Cristiana (MUC), dijo confiar que el FSLN abrirá las diputaciones para sus aliados, como lo hizo con las candidaturas para alcaldes, vicealcaldes y concejales el año pasado.
Admitió que ha habido conversaciones formales al respecto, aunque todavía no hay acuerdos. Según Ortega Reyes, la Convergencia ha hecho cálculos realistas sobre las grandes posibilidades de triunfo en las elecciones nacionales de noviembre 2006, los que apuntan a obtener unas 45 diputaciones y recordó que los liberales “ya estuvieron en el gobierno y no hicieron nada por el pueblo”.
Recordó que la derecha, que dice representar a las fuerzas democráticas, está en el poder desde hace 15 años y hablan de no regresar al pasado “pero estamos peor, porque ahora no hay medicinas, decenas de miles de niños no asisten a las escuelas y la migración es dramática”. Asegura que los nicaragüenses no aguantan cinco años más de recetas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se ha traducido en más pobreza y en beneficiar a una élite política y económica.
“Vamos a llegar pacíficamente a la presidencia de la República por la vía de los votos, y vamos a tener una mayoría en la Asamblea Nacional para legislar y hacer leyes verdaderas y justas a favor de la mayoría de los nicaragüenses”, manifestó el directivo del MUC, quien remarcó que el FSLN ha prometido a la Convergencia que tendrán representación parlamentaria.
La Convergencia cuenta con un solo representante ante el Legislativo, el socialcristiano Agustín Jarquín, compañero de fórmula de Daniel Ortega en las elecciones de 2001.