Política

Espaldarazo a alcaldes

* Legisladores prometieron a ediles que propuesta de congelarlo en 6% “no pasará” * UNE advierte que 12 mil empleados de las 153 alcaldías del país podrían ir al desempleo

Los diputados sandinistas y liberales, en la Asamblea Nacional, le asestaron un duro golpe ayer al presidente Enrique Bolaños, cuando rechazaron de hecho la propuesta de congelar en 6% la transferencia municipal.
Durante la sesión de ayer, los legisladores recibieron a 125 alcaldes de todo el país, a quienes prometieron respaldar la integridad de la Ley de Municipios, que establece la asignación del 10% en concepto de transferencia gradual hasta el año 2007.
Los ediles marcharon hasta el Parlamento, después de fracasar en las negociaciones con el Gobierno y diputados de distintas bancadas en el Diálogo Nacional, donde se contempló el congelamiento de las transferencias, y se pretendió imponer a las alcaldías una contrapartida en la ejecución de proyectos sociales que dirige el Fondo de Inversión Social y de Emergencia (FISE).
En la marcha, también participaron trabajadores de las distintas alcaldías, quienes demandan la transferencia municipal establecida en la Ley de Municipios y advirtieron que de haber recorte presupuestario, posiblemente haya despidos y cierre de algunas alcaldías.
Dionisio Marenco, presidente de la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic), señaló que la iniciativa de Bolaños atenta contra la estabilidad operativa de las alcaldías y el poder ciudadano que eligió a sus autoridades locales. Expresó que la intención del mandatario es congraciarse con el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo el pretexto de reducir los gastos públicos.
UNE advierte despidos
“Es una barbaridad que traten de reducir gastos en los lugares donde es más eficientes ese gasto, porque beneficia directamente a la población, al resolver los problemas básicos”, apuntó.
Dijo que si el gobierno pretende reducir gastos, debiera comenzar por despedir a los supernumerarios que lo acompañan, y recortar los “gastos superfluos” de representación y viáticos.
Domingo Pérez, representante de la Unión Nacional de Empleados (UNE), consideró que unos doce mil trabajadores podrían quedar sin empleos en las 153 alcaldías, en caso de que se congelen las transferencias municipales. Agregó que el mayor impacto lo tendrían las alcaldías más pobres, porque el 80% de la población en los departamentos alejados del país viven en condiciones de extrema pobreza.
“Esperamos que el gobierno deje esa maniobra que establece el FMI, si quieren evitar posibles consecuencias”, advirtió. Los alcaldes de todo el país y dirigencia de UNE se reunirán esta mañana en la sede de Amunic, para coordinar acciones a realizar, en caso de que el gobierno insista en sus pretensiones.