Política

Suspenden juicio a Gutiérrez


Lizbeth García

Por falta de elementos de juicio para presumir de la autoría de los delitos que le achacaron, la juez Segundo Penal de Audiencias, María Concepción Ugarte, decidió rechazar de plano y archivar la acusación que la Fiscalía promovió en contra de Joel Gutiérrez, ex director de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) y ex vice ministro de Construcción y Transporte.
El fiscal Elton Ortega indicó que estudiarán la resolución para decidir si apelan o no dentro del plazo de ley que es tres días después de notificados.
Pero esa posibilidad es remota, tomando en cuenta que en la segunda parte de la resolución la juez dio cabida a una demanda de la Fiscalía y la Procuraduría, que demandaron dejar sin efecto el nombramiento de Freddy Carrión como interventor judicial de Telcor, cargo que le había sido otorgado el 13 de junio.
Igualmente la juez liberó las cuentas, certificados de acciones y títulos valores que Telcor tiene en uno de los bancos capitalinos, los cuales habían sido congelados el mismo 13 de junio como parte de las medidas cautelares reales que se dictaron a petición del acusador.
Incidente menor
La resolución fue dada a conocer ayer tarde, pero la audiencia inicial con carácter de preliminar arrancó pasadas las diez de la mañana. Durante la misma hubo un pequeño incidente originado por la forma en que el fiscal Elton Ortega se expresó del acusado, a quien tildó de egoísta, prepotente y caprichoso, lo que originó la formal protesta de Ana Vado, defensa.
Vado explicó que si bien es cierto la Ley Marco no tiene la misma categoría jurídica que las reformas constitucionales que dieron pie a la creación de la Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep), dejó en suspenso la aplicación de las reformas hasta enero de 2007 por lo que no tenía sentido que Joel Gutiérrez sufriese las consecuencias.
Pero además, Vado recordó la Constitución, pues dice que la ley, en este caso la Ley Marco, es retroactiva en materia penal cuando beneficia al acusado o procesado.
Joel había sido acusado por la presunta autoría de los delitos de desacato a la autoridad, usurpación de atribuciones, desobediencia y usurpación de autoridad, porque en su momento aparentemente se negó a entregarle el cargo de director de Telcor a Freddy Carrión, quien había sido nombrado intendente de telecomunicaciones.