Política

Nuevo plazo a inventario militar

* Viceministros de Relaciones Exteriores, Seguridad y Defensa de la región acordaron ayer extender un período de un año para que los países actualicen inventario, en nombre del “balance razonable de fuerzas”

MANAGUA / AFP -La Comisión de Seguridad de Centroamérica dio un plazo de 12 meses a los gobiernos de la región para que entreguen y actualicen su inventario militar, a fin de ejecutar un plan de desarme basado en un balance “razonable” de fuerzas.
El término fue dispuesto por los viceministros de Defensa, Gobernación, Seguridad y Relaciones Exteriores de Nicaragua, Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador, Panamá y Belice, integrantes de la comisión que ayer se reunió en Managua.
El plazo forma parte del plan de Desarrollo Metodológico que los viceministros aprobaron para ejecutar el Programa de Limitación y Control de Armas acordado por los presidentes centroamericanos hace dos años, anunció el vicecanciller nicaragüense Javier Williams en rueda de prensa.
El plan deja “abierta la posibilidad de ejecutar (el proceso) en menor tiempo si fuera posible, autorizando a la subcomisión de Defensa reunirse cuantas veces estime necesario para finalizar anticipadamente dicho programa”, afirmó Williams.
Segunda reprogramación
El inventario de armas deberá ser entregado a la Secretaría del Sistema de Integración Centroamericano (SICA).
Ésta es la segunda vez que la Comisión de Seguridad reprograma el plan de desarme previsto en la región, que hasta la fecha sólo ha sido ejecutado por Nicaragua, por presiones de Estados Unidos.
Nicaragua destruyó el año pasado unilateralmente la mitad de 2.000 misiles tierra-aire rusos SAM-7, que el Ejército tenía guardados en sus arsenales desde la época de revolución sandinista (1979-90).
“La idea ahora es que tratemos de apresurar el paso con lo que es el inventario de los armamentos y calendarización respectiva”, puntualizó el vicecanciller de El Salvador, Eduardo Caliz.
Se acordó, además, reunir en 30 días a los asesores jurídicos de la Comisión de Seguridad para que realicen “un último análisis” al Código de Conducta que regirá el proceso de desarme en los Estados Centroamericanos.
Al término de la reunión, los viceministros aprobaron una declaración de diez puntos sobre lo discutido, entre la que se destacan los avances hechos por los países miembros del SICA en materia de seguridad fronteriza y policial con el propósito de combatir el “crimen organizado”.