Política

Alcaldes marcharán por transferencias

* “Sería una estocada mortal a la economía municipal y mataría la democracia participativa”, advierte alcalde Nelson Artola

Consuelo Sandoval

La Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic) rechazó ayer la pretensión gubernamental de congelar las transferencias municipales en 6% del presupuesto nacional, ya que de acuerdo a la Ley de Transferencias, el desembolso debe ser progresivo hasta llegar al 10% en el año 2007, lo que es rechazado por el portavoz presidencial, Lindolfo Monjarretz.
Nelson Artola, Presidente en Funciones de Amunic, dijo que no permitirán el despojo de esos ingresos, y anunció que los 153 alcaldes del país marcharán el próximo 16 de noviembre hasta la Asamblea Nacional en protesta por la iniciativa del Gobierno, que de aprobarse, congelaría en 6% las transferencias.
“Esta iniciativa atenta contra la descentralización. Vamos a movilizar diez mil personas para presionar al Gobierno, y pedirle al Parlamento que lo rechace. Sería una estocada mortal a la economía municipal y mataría la democracia participativa”, alegó. Informó que también visitarán a representantes de organismos financieros internacionales y la comunidad donante para exponerles sus puntos de vista acerca de la iniciativa que presentó el Gobierno en el Diálogo Nacional.
Según los alcaldes, en 1997, las municipalidades fueron impactadas en sus finanzas con 800 millones de córdobas anuales, al aplicarse la Ley de Justicia Tributaria, que les disminuyó del 2% al 1% el cobro del impuesto municipal sobre los ingresos de negocios.
Le versión gubernamental
Agregan que también resultaron afectadas con la reforma a la Ley de Municipios, que les trasladó competencias que correspondían al Gobierno Central, entre ellas la regulación del transporte, coordinación de emergencias, desarrollo turístico y evaluación de estudios de impacto ambiental.
Monjarretz, negó que el Gobierno pretenda cercenar los recursos a los municipios, no obstante, admitió que el proyecto tiene el propósito de evitar la duplicidad de recursos en la ejecución de proyectos comunitarios.
Dijo que en muchas ocasiones, instituciones como el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), ejecutan obras sociales que conciernen a los gobiernos locales, y esos recursos podrían ser utilizados para financiar otros proyectos en los mismos municipios.
“Lo que se propone el Gobierno es reorientar esos recursos. No es que no se seguirá invirtiendo en los municipios, sino que se hará en otros proyectos señalados por las mismas autoridades locales. El objetivo es que las transferencias estén comprometidas en inversiones para el desarrollo municipal, y que no haya duplicidad con otras instituciones”, insistió Monjarretz.