Política

Aprueban veda forestal por diez años

* La ley establece zonas de amortiguamiento de diez kilómetros en las reservas Biósfera de Bosawas y Cerro Guaguachán * También prohíbe en todo el país, utilizar aserríos fijos o móviles no autorizados por Inafor

Edgard Barberena

La Asamblea Nacional aprobó ayer la Ley de Veda para el corte, aprovechamiento y comercialización del recurso forestal, la que prohíbe cortar maderas preciosas por diez años, en todo el territorio nacional.
La disposición quedó contenida en el artículo uno de la nueva ley, de la que solamente aprobaron éste, el cual fue modificado para extender el tiempo de prohibición a los cortes de maderas preciosas.
“La protección de los recursos naturales es objeto de seguridad nacional, así como el de las más elevadas responsabilidades del Estado. Dentro de ese espíritu se establece, después de la entrada en vigencia de la presente ley, una veda por un período de diez años del corte, aprovechamiento y comercialización de árboles de las especies de caoba, cedro, pochote, pino, magle y ceibo en todo el territorio nacional, que podrá ser renovable en tiempos similares mayores o menores”, indica el artículo aprobado.
“No protege a sinvergüenzas”
“En las áreas protegidas, la veda será permanente por tiempo indefinido y aplicable a todas las especies forestales, exceptuando la leña para fines exclusivamente domésticos dentro de dichas áreas. En las zonas de amortiguamiento de las reservas Biósfera de Bosawas y la reserva natural del Cerro de Guaguachán, se establece un área perimetral externa de diez kilómetros medidos a partir del área protegida, en la que únicamente se permitirá el uso con fines domésticos, y para uso exclusivo en el área”, agrega.
“Se establece una zona de restricción de 15 kilómetros, desde los límites fronterizos hasta el interior del país, donde no se permite el aprovechamiento forestal de todas las especies, la cual queda bajo vigilancia y control del Ejército, en coordinación con las instituciones competentes. También se prohíbe en todo el país el establecimiento o utilización de aserríos fijos o móviles no autorizados o registrados por Inafor (Instituto Nacional Forestal)”, indica.
Durante los debates, el presidente de la Comisión del Medio Ambiente, Jaime Morales Carazo, recordó la forma en que se talan los árboles del país. “Se han aducido algunas razones no valederas, donde está la protección de algunos intereses minoritarios, pero el que cumpla con precisión lo que establece la Ley Forestal, observe las reglas contenidas por Inafor sobre el manejo de los bosques, no tiene que temer a esta Ley. No estamos protegiendo a sinvergüenzas y a quienes están explotando inmisericordemente los bosques del país”, dijo.