Política

Deuda interna distorsiona Presupuesto

* Bayardo Arce advierte afectación a universidades, municipios y CSJ, en 2006

Consuelo Sandoval

El presidente de la Comisión Económica del Parlamento, Bayardo Arce, admitió ayer que la inclusión de la deuda interna en el Presupuesto del año 2006, podría poner en aprietos al Gobierno para liquidar la asignación del 6% para las universidades y los porcentajes para otras instituciones.
Según Arce, el Ejecutivo cometió el error de aceptar la imposición del Fondo Monetario Internacional (FMI) para modificar el presupuesto para incluir las amortizaciones y el servicio de esa deuda, disposición que, según él, lo infló artificialmente, afectando a las universidades, municipios y la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
“Un presupuesto que hubiera sido normalmente de 20 mil millones de córdobas, pasó a 24 ó 25 mil millones de córdobas, entonces, cuando aplicás el porcentaje constitucional a que tienen derecho las universidades y CSJ, la demanda se incrementa desmedidamente, y ahora el gobierno no tiene cómo cumplir con la Constitución. Esas con las consecuencias de andar agarrando lo que vienen a decir mecánicamente unos tecnócratas del FMI”, manifestó.
Priorizar educación
Agregó que la situación se hubiese tornado más difícil porque el FMI también exigía que se incluyera en el presupuesto los recursos que perciben el Seguro Social y los entes reguladores de los servicios de agua, energía eléctrica y telecomunicaciones, entre otros.
El diputado liberal Carlos Noguera estimó que debe revisarse el porcentaje que se otorga a las universidades, para contribuir con más recursos para la educación primaria y secundaria.
“En un país tan pobre, con altos índices de analfabetismo y que venimos arrastrando una deuda social, porque cada año quedan sin estudiar hasta 800 mil niños, tendríamos que valorar cómo distribuir los recursos. Debiera priorizarse la educación primaria y secundaria. Este tema podría incluirse en el Diálogo Nacional, aunque significaría una reforma constitucional”, reconoció.
El gobierno estableció un techo de 24 mil millones de córdobas para el presupuesto del próximo año, de lo cual deben asignar 1,400 millones de córdobas para las universidades. Al concluir este año, las universidades habrán recibido 947 millones de córdobas, mientras la propuesta presupuestaria para 2006 es de 1,070 millones de córdobas.