Política

Emerge asistencia a damnificados

* Mandatario ordena inmediata reconstrucción

El Ejecutivo confirmó anoche, que el huracán Beta no provocó ninguna muerte a su paso por la Costa Caribe Sur, aunque destruyó un centenar de casas y provocó daños parciales a otras 163.
El presidente Enrique Bolaños, indicó al director del Instituto de la Vivienda, Eduardo Vijil, que empiece de inmediato la reconstrucción de los inmuebles. Además, hubo daños a los techos de dos iglesias, un centro de Salud y dos escuelas.
La Cruz Roja Nicaragüense donó cinco mil láminas de zinc, y Japón entregó al Ejecutivo el equivalente a un millón de córdobas. En compañía de la presidenta de la Cruz Roja Nicaragüense, Esperanza Bermúdez, Bolaños despachó los primeros camiones que anoche salieron rumbo a la zona devastada.
El mandatario confirmó que no se habían reportados víctimas que lamentar e informó que seis personas que estaban desaparecidas, a bordo de una panga, fueron localizadas por una embarcación petrolera en aguas del Caribe Norte. Informó que otras seis personas que al momento de la emergencia estaban en la profundidad de la montaña en Bilwi cortando madera, permanecen desaparecidas, las que se “imagina” que aparecerán de un momento a otro.
Dijo que una señora, a quien no identificó, murió de un infarto durante la alerta, pero su deceso no está asociado a los efectos de la tormenta. “Hasta la vez no hay ningún muerto, herido ni golpeado por el huracán, porque a toda la gente la movimos a los albergues que tenemos”, anotó el mandatario, quien considera que el sistema de alerta funcionó “a la maravilla”.
Precandidatos activos
“Hemos hecho simulacros para comprobar si funciona el sistema, pero éste fue un simulacro de verdad y funcionó muy bien. Hablamos de miles y miles de personas, en cantidad de comarquitas y lugares remotos”, anotó el mandatario.
El Ministerio de Salud (Minsa) despachó ayer varias brigadas médicas, incluyendo material quirúrgico, para ambas regiones del Caribe. El viceministro Israel Kontorowsky, confirmó a END que para el hospital de Bluefields fue enviada una brigada quirúrgica de 17 médicos, otro contingente de 15 médicos y personal sanitario fue enviado a la zona de Karawala, por donde entró el huracán, para atender a las poblaciones de ese lugar, es decir, de la desembocadura del río Grande y Laguna de Perlas.
El precandidato José Antonio Alvarado, envió ayer a Karawala, cinco mil raciones de comida, y prometió que distribuirá “cuanto antes” ropa y medicinas para esas familias del Caribe. “Enviamos queso, jamón, pan y otras cosas de primera necesidad para las familias de Karawala, que sufrieron el impacto del huracán, y dentro de dos días enviaremos más ayuda a las familias de San Francisco Libre”, dijo.
Por su lado, el también precandidato presidencial pero de Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), Eduardo Montealegre, registró ayer una carga de unas seis mil libras de alimentos y avituallamiento en la terminal aérea.
Explicó que a esta carga se unirá otra dotación de 43 mil libras que llegará a las zonas más afectadas de la Costa Caribe, azotada por Beta. “Mañana (hoy) por la mañana, irán unas 4,500 a 5,000 mil libras por avión, y las 43 mil libras irán a El Rama, para ser embarcadas con destino a la Barra del Río Grande, Sandy Bay, Waspam, Prinzapolka y otras áreas afectadas por el huracán”, apuntó Montealegre.