Política

Ejecutivo presenta Presupuesto 2006

* “Tenemos ajustes salariales para el sector público equivalentes a 330 millones de córdobas para salud, educación, Policía, Ejército y otras instituciones”, asegura ministro Mario Arana

Edgard Barberena

El titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), Mario Arana, presentó ayer ante el plenario de la Asamblea Nacional el proyecto del Presupuesto General de la República para el año 2006, con un techo de 24 mil 831.3 millones de córdobas, que deberá aprobar el Legislativo antes del 15 de diciembre próximo.
Durante su intervención, como “curándose en salud”, el funcionario solicitó a los legisladores “no travesear” el proyecto, y citó dos artículos de la Constitución, referidos a derechos y exigencias del bien común, así como el principio de que “todas las personas son iguales ante la ley”.
Explicó que en el proyecto hicieron cálculos para asegurar los flujos de financiamiento, mencionando el gasto en pobreza, porque a su juicio en 2006 se logrará mantener la tendencia hacia el aumento en los gastos de pobreza en el Presupuesto, lo que sustenta en el buen comportamiento de los ingresos.
Arana confirmó que los impuestos directos como renta, han crecido, teniendo un punto de inflexión más marcado en los ingresos totales, y hay un quiebre, a partir de la reforma que aprobó el Parlamento, de la tendencia de los ingresos “que nos ha permitido enfrentar los gastos de este año y los del próximo”, exclamó.
La explicación del ministro
Respecto al salario promedio del sector público, dijo que “no solamente hemos cerrado esa brecha, sino que lo hemos superado y habría que preguntarse qué tan sana es esta tendencia, porque realmente queremos que sea el sector privado la fuente de generación de empleos y no necesariamente el sector público”.
Dijo que en el proyecto “tenemos ajustes salariales (para el sector público) que equivalen 330 millones de córdobas para salud, educación, Policía, Ejército y otras instituciones, un aumento de la inversión pública y se refleja la estabilidad macroeconómica que no será mayor de 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB), con respecto a las exportaciones”.
“La idea (del Presupuesto) es que nuestros ingresos se incrementen a los 16 mil millones de córdobas, nuestros gastos de funcionamiento de capital, intereses y comisión, a 21 mil millones de córdobas, para un déficit de 4,500 millones antes de donaciones, y 1,300 millones después de las donaciones”, detalló.
La distribución del Presupuesto de 2006 andará en gasto de capital en un 37%, y en funcionamiento, en un 54%. En términos de la estructura funcional: servicios sociales 44.8%; deuda pública 8.6%; 16.4% para servicios económicos; sector gubernamental, 18%; defensa y orden público, 11%; un 19% del Presupuesto iría a educación, 13% a salud y 7.4% para viviendas.
Pasa a comisión
Dijo que el Presupuesto, como lo remitió el Gobierno al Parlamento, no tiene déficit. “Lo que tenemos son fuentes, usos y el balance cero, donde ponemos todos los números que en ese sentido nos da mucho mayor transparencia y seguimiento de la información, cumplimos con la nueva Ley de Administración Financiera, pero tenemos que estar claro que el total de egresos no es igual al gasto sobre todo por el pago de la deuda”, destacó.
Aseguró que con la nueva Ley de Administración Financiera ya no se permitirá ampliaciones presupuestarias a como se venía haciendo.
“Entre las universidades, alcaldías, Consejo Supremo Electoral (CSE) y Corte Suprema de Justicia (CSJ), tenemos el 15% del gasto; en educación, salud, transporte, Ministerio de Gobernación, y Defensa, un 36% de los egresos, y el resto de las instituciones el 28%. Para deuda pública, el 20%. Este tema, que ha sido objeto de críticas y preocupación en el MHCP porque este monto es muy alto y pone tensiones en el Presupuesto, lo tendremos que ver de la mejor manera e ir controlando esos montos”, anotó el funcionario.
Una vez que Arana presentó el proyecto y respondió interrogantes de los diputados, el presidente del Legislativo, René Núñez, lo remitió a la Comisión de Asuntos Económicos, que la próxima semana estaría diseñando el plan de consultas con las instituciones y sectores involucrados.