Política

FSLN ratifica oposición a destruir SAM-7

* Omar Halleslevens asegura que el Ejército respetará lo que apruebe el Parlamento

La bancada del Frente Sandinista (FSLN) acordó ayer que no respaldará la propuesta de reformas a la Ley General de Armas, que pretende reducir el número de votos para destruir armamentos, como tampoco la ley que ordena destruir 651 misiles SAM-7, ambas iniciativas impulsadas por sus colegas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, dijo a EL NUEVO DIARIO que acordaron proponer la conformación de una comisión especial que vaya a los países centroamericanos a proponerles la destrucción de armas dentro del balance razonable de fuerzas.
Observó que en estos momentos, Nicaragua tiene conflictos limítrofes con Honduras y Colombia, así como el caso del río San Juan con Costa Rica. Manifestó que ante la falta de voluntad en los países regionales en cuanto a desarme “hablar de desarme unilateral, sin estar dentro de ningún equilibrio regional de fuerza, sería un atentando contra nuestra propia soberanía nacional”.
Dijo que ni el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, insistió en la destrucción de los misiles, como pretenden los liberales. “Es estar de sobrados. Eso es atentar contra nuestra defensa y soberanía nacional”, comentó.
Ejército obediente
“Proponemos que se forme una comisión de parlamentarios, para que trabajemos en el desarme de toda Centroamérica. Como partido, estamos contra la carrera armamentista. No vamos a cometer la imprudencia de respaldar un desarme unilateral que ponga en riesgo a Nicaragua, sobre todo ante los conflictos limítrofes que tenemos, que no han sido generados por Nicaragua”, destacó.
Castro garantizó que los 38 diputados del FSLN votarán tanto contra la reforma a la Ley de Armas, como el dictamen para destruir los 651 misiles.
El jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens, aseguró que esa institución cumplirá con lo que apruebe el Parlamento en el tema de los SAM-7. “Bienvenida sea, la vamos a cumplir. Somos una institución militar, no puedo invadir el trabajo de la Asamblea Nacional, que es tan importante en este país, como lo es la reforma y elaboración de leyes”, comentó Halleslevens, quien ayer participó en un evento celebrado en la Cancillería nicaragüense.
“Hemos dicho en varias oportunidades, y lo ratifico nuevamente, que el Ejército va a respetar lo que la Asamblea Nacional emita en el marco de su actuar”, insistió. Dijo que de aprobarse la reforma a la Ley de Armas, y de cumplirse con todo el proceso hasta llegar a la institución castrense, “inmediatamente procederemos a dar los primeros pasos que conlleva esto”.