Política

“No nos disculpamos por defender la democracia”

* “No resienten la intervención descarada e inaceptable, sino que los hayan regañado”, ironiza René Núñez

Nada amistoso y menos diplomático se mostró ayer el embajador de Estados Unidos, Paul Trivelli, al expresar que su gobierno nunca va a pedir disculpas a la cúpula del PLC ante los ataques lanzados por funcionarios de alto nivel del gobierno norteamericano, contra Arnoldo Alemán y su entorno familiar y político.
“Nunca vamos a pedir disculpas para defender la democracia”, comentó el embajador, en respuesta a la carta que el PLC envió al presidente del Comité de Relaciones Internacionales del Congreso estadounidense, Henry Hyde, en la que se quejan por los presuntos ataques contra esa organización.
Se mostró de acuerdo con las expresiones del Subsecretario de Estado, Robert Zoellick, quien llamó “criminal y ladrón” a Alemán. “Creo que la gente está hablando bien claro que un PLC con Arnoldo Alemán no puede funcionar políticamente”, dijo Trivelli.
Manifestó que están a la expectativa de lo que hagan los liberales. “Vamos a ver qué hacen en las próximas semanas en la Asamblea Nacional, solamente el partido puede decidir qué va a hacer con ellos, no veo que Alemán tiene futuro en este país y el partido debe pensar en reformarse”, insistió.
Reiteró que su gobierno espera que Nicaragua destruya todos los misiles SAM-7. “Tenemos confianza en el Ejército, el problema es cuando hay grandes cantidades de este tipo de armas siempre está la posibilidad de que van a ser mal usadas”, anotó Trivelli, quien ayer asistió a la conmemoración del 60 aniversario de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
“PLC no condena la intervención”
El presidente del Parlamento, René Núñez, comentó que los liberales pretenden congraciarse con Estados Unidos al presentar un dictamen que elimina la votación calificada para destruir los SAM-7.
“Es una reacción política para mejorar sus relaciones con EU, con el gobierno de Enrique Bolaños, avanzar en la intención de unificarse con un conjunto de fuerzas y tener el beneplácito y la bendición de Estados Unidos”, comentó.
Dijo que la carta que enviaron al Congreso, publicada ayer por EL NUEVO DIARIO, denota que “es una comunicación de resentimiento, donde reclama a los congresistas el porqué vino un funcionario a regañarlos (Zoellick) como que si fueran sus enemigos y no a regañar a otro partido político. Es decir, desafortunadamente, el presidente del PLC que suscribe esa comunicación resiente no la intervención abierta, descarada e inaceptable de ese funcionario, sino que haya sido una intervención donde ellos han sido regañados”, manifestó.
El jefe de la bancada, Enrique Quiñónez, dijo que su partido no esperaba una disculpa de los gringos. “Hemos dejado claro que la posición de los congresistas a veces no concuerda con las del Departamento de Estado”, manifestó.
Sin embargo, el PLC parece enviarle un mensaje a Estados Unidos al promover en el Parlamento el debate de una iniciativa de ley para que los misiles sean destruidos con la autorización de 47 votos, en vez de los 56 que establece la ley.