Política

PLC demanda respeto a EU

* Se quejan ante Congreso gringo por ataques de sus funcionarios “en vez de hacerlo con promotores del marxismo-leninismo”

Esteban Solís

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) se quejó ante el presidente del Comité de Relaciones Internacionales del Congreso estadounidense, Henry Hyde, porque funcionarios del servicio exterior de esa nación se lanzaron en términos “poco respetuosos”, contra la cúpula de ese partido y su líder Arnoldo Alemán.
En una carta que suscribe el presidente del PLC, Jorge Castillo, señala que Robert Zoellick y Oliver Garza, en vez de atacar “a los promotores del marxismo-leninismo (Daniel Ortega), enemigos de los Estados Unidos, se concentraron en una campaña de desprestigio contra los sectores democráticos, organizados en la alianza que lidera el PLC”.
El PLC resiente el daño que ocasionan estas actitudes “a nuestras relaciones”, individuos que se han convertido en caja de resonancia de una Administración que ha montado un escándalo para distraer la atención del pueblo y la comunidad internacional, en evidente referencia a la Administración de Enrique Bolaños, a quien señala de tener poca capacidad de diálogo y escasa capacidad para gobernar con consenso.
La carta, enviada con copia a todos los congresistas y que está en poder de END, señala que los funcionarios en cuestión (Zoellick y Garza) se dedicaron a promover y anunciar el apoyo de los EU a la candidatura “de dos individuos” específicos, en alusión a los liberales disidentes Eduardo Montealegre y José Antonio Alvarado.
Castillo recuerda que ello “constituye una intervención, que ni la ley, ni los oficiales, ni los ciudadanos de EU han permitido nunca de parte de oficiales de gobiernos, individuos o corporaciones extranjeras, en sus procesos electorales”, precisa. Además, lamenta que por su inmunidad diplomática, éstos no puedan afrontar acciones judiciales.
“La alianza liberal que encabeza el PLC, valora como estratégica la relación entre Nicaragua y EU, sin embargo, consideramos que ésta debe darse en un marco de respeto y reciprocidad”, demanda.