Política

Férrea lucha por conquistar los 47 votos


A pocas horas del debate en la Asamblea Nacional de la iniciativa de Ley Marco, enviada por el Ejecutivo, los 47 votos requeridos para su aprobación son inseguros, aunque algunos legisladores confían en el factor sorpresa.
No obstante, las cuentas no parecen calzar, porque no todos los miembros de la bancada Azul y Blanco, a la que apela el presidente Enrique Bolaños, están convencidos de ese proyecto de ley.
Orlando Tardencilla aseguró que esa bancada aún no define si respaldará o no la Ley Marco, pues asegura haber encontrado una serie de irregularidades, entre las que mencionó lo relacionado al funcionamiento de las instituciones miembros de la Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep).
“El texto de la Ley (Marco) no nos satisface, porque están propuestas algunas disposiciones que más bien traerían mayores conflictos y confusiones al estado de ingobernabilidad en que se encuentran las instituciones en este momento. (La iniciativa) plantea que las autoridades de Telcor, INAA y otras autoridades van a continuar en el ejercicio de sus funciones, pero el artículo anterior de la Ley Marco, mandan a suspender las leyes que a su vez había derogado”, anotó.
“Esa poca claridad en la redacción del proyecto de ley nos convierte en una ley crucigrama que no se sabe qué quieren decir”, apuntó Tardencilla, quien recalcó que no votará a favor de la ley, porque considera que contribuye a la ingobernabilidad e inestabilidad de la nación, al colocar un parche al problema institucional.
“El entendimiento es positivo”
Guillermo Osorno, de Camino Cristiano (CCN), invitó a sus colegas del PLC a apoyar la Ley Marco e inmediatamente después presenten una iniciativa de ley para revocarlas en dos legislaturas. “Respaldaríamos esa propuesta para que todo vuelva a la normalidad y el mismo Frente Sandinista estaría a prueba”, comentó.
Razona que ni al PLC ni al FSLN, que aspiran a ganar las elecciones del próximo año “no les gustaría llegar maniatados, entonces, que se dispongan a presentar y apoyar las reformas para que las cosas vuelvan a como estaban antes de las mismas reformas”, propuso.
Jaime Morales Carazo aseguró que ya están listos más de 47 votos, y dio como un hecho que las liberales disidentes, Jamileth Bonilla y María Eugenia Sequeira, votarán a favor de la iniciativa gubernamental.
“Este entendimiento es positivo para el país. La apreciación que he recogido es alentadora, paremos esta guerra con un cese al fuego y no hay la menor duda que en nuestro país prevalece el estado de hecho y no Derecho. Esta es una crisis política muy grande, en un año preelectoral, que nos hubiera podido conducir a una vorágine de violencia”, comentó.
El ex vicepresidente José Rizo considera que la posposición en la aplicación de las reformas se hace por conveniencias personales, en alusión al presidente Enrique Bolaños, quien en todo momento había denunciado que las reformas cambian el sistema de gobierno. “Los estadistas deben ver el futuro, y no solamente el futuro inmediato de quien gobierna el país”, comentó.

(Con la colaboración de Edgard Barberena)