Política

Diez días de respiro a próximo presidente

* Bolaños defiende acuerdo asumido con Ortega y rechaza alegatos de inconstitucionalidad de Ley Marco

Lester Juarez

El presidente Enrique Bolaños defendió ayer el acuerdo que contrajo con el secretario del FSLN Daniel Ortega al señalar que la Ley Marco traerá estabilidad a la nación, aunque se cuestione su legalidad.
El mandatario indicó que prefiere la aprobación de esa Ley, que tan sólo aplaza la vigencia de las reformas constitucionales, antes que seguir en la crisis institucional que duró diez meses.
Agregó que esa iniciativa garantiza la estabilidad política y social para este año y el próximo, ya que las elecciones regionales y nacionales se darán en relativa calma, de modo que le corresponde a los próximos diputados aprobar o derogar dichas reformas.
Indicó que el gobernante que resulte electo el 5 de noviembre de 2006, y que asume el 10 de enero de 2007, tendrá diez días para nombrar a su gabinete de Estado, porque las reformas constitucionales entrarán en vigencia el 20 de enero de ese mismo año.
El mandatario indicó que lo mejor hubiera sido no aprobar ninguna reforma que le mermara el poder que ejerce el Ejecutivo sobre su gabinete, y que lamentablemente no hubo consenso en el diálogo nacional para resolver la crisis.
A pesar de su resignación, Bolaños dijo que si surgía otra iniciativa en la Asamblea Nacional como la contrarreforma que propone el PLC, ésta debe efectuarse en dos legislaturas, la primera en diciembre de este año y la ratificación en enero del 2006, sin embargo reconoció que se corre el riesgo de caer de nuevo en la crisis institucional.